«

»

May 10

Retroanálisis: Power Instinct Matrimelee

Quizás no tan popular como The King of Fighters, la saga Power Instinct es otra de esas joyas de Neo-Geo que cuenta ya con un buen número de entregas, las últimas relativamente recientes. En esta ocasión vamos a ponerle las manos encima a Power Instinct Matrimelee, quinta entrega de la saga (o cuarta según como se considere Power Instinct Legends) aparecida en salones recreativos y Neo-Geo en 2003. Se trata de una entrega que dentro de la saga cambia radicalmente respecto a sus predecesores, con un salto cualitativo considerable, convirtiéndose en uno de los imprescindibles de los fighting 2D de la época de los salones recreativos, ya en aquél entonces viviendo su recta final. Os invitamos a conocer todos los entresijos de Power Instinct Matrimelee en nuestro retroanálisis.

Power Instinct Matrimelee

PLAFATORMA: ARCADE

COMPAÑÍA: NOISE FACTORY

AÑO: 2003

Matrimelee-01Lo primero que debéis saber de Power Instinct es que es una saga un tanto especial, de marcada estética “ajaponesada” tanto en estilo visual como sobre todo sonoro, algo que por la parte negativa (sin serlo) podría echar atrás a algunos jugadores, y cuya jugabilidad es heredada de Power Instinct 2 y con matices de Rage of the Dragons, otro de los grandes fighting 2D de la época y también de Noise Factory. Matrimelee es la quinta entrega de siete hasta la fecha, aunque si tenemos en cuenta que Power Instinct Legends es en realidad una ampliación evidente de Power Instinct 2, podríamos considerar a Matrimelee como el cuarto, eso a gusto de cada uno. Lo cierto es que se trata de una saga que ha ido cambiando bastante, las tres primeras entregas de principios de los 90 eran muy del estilo de otros juegos de peleas de SNK de la época, quizás asemejándose mucho a World Heroes por el toque serio a la par que cómico de sus luchadores. Después vino Groove on Fight, con un cambio de aspecto y jugable tan radical que incluso a día de hoy muchos jugadores ni siquiera saben que se trata de la misma saga. Y la enésima vuelta de tuerca llegó con Matrimelee, con un lavado de cara de arriba a abajo respecto a todos los juegos anteriores.

¿Y a qué se debe ese marcado acento japonés de la saga?, pues en primer lugar salta a la vista viendo a algunos luchadores y su peculiar diseño, pero sobre todo se debe a la banda sonora, y aquí viene una de las mayores controversias del juego… Para quienes nunca hayan tenido la oportunidad de jugar a ninguno de los títulos de la franquicia en versión original, estos juegos cuentan como unas bandas sonoras llenas de temas musicales japoneses cantados, unos temas de grandísima calidad que para desgracia de los más fieles a la obra original se quedaron exclusivamente en Japón. Para el resto del planeta el juego incluía una banda sonora más genérica para este tipo de juegos, con los típicos temas cañeros más propios de discoteca. Ojo, temas muy buenos y llenos de ritmo, pero que restan bastante a la seña de identidad de esta saga, convirtiendo a Matrimelee en algo más cercano a otros juegos de la “competencia” como Rage of the Dragons o Garou Mark of the Wolves antes que parecerse a la propia saga Power Instinct, esa parcial pérdida de identidad sumado a algún que otro cambio radical es lo que más puede disgustar a los amantes acérrimos de los primeros juegos de la saga.

ddddddd

Power Instinct Matrimelee es uno de los grandes juegos de lucha de Neo-Geo, una joya no muy conocida entre el público occidental

 

ARGUMENTO

El tono cómico del juego sale a relucir nada más enterarse del argumento: un poderoso rey desea encontrar un digno sucesor para el trono y de paso que sea el marido ideal para su joven hija (o esposa para su hijo mayor en caso de ser mujer la ganadora), y qué mejor manera de hacerlo que organizando un torneo de lucha uno contra uno donde el premio es pasar a formar parte de la mismísima familia real, ¡toma ya!. Y claro, lo más cachondo del asunto es ver participar en el torneo a ciertos personajes conocidos de la saga con más de 80 años, o a otros de culturas inverosímiles… Y todo esto sabiendo que la chica a la que aspiran para compartir trono es aún menor de edad… La historia del juego viene ligada después de los acontecimientos de Power Instinct 2, y aunque en un juego de lucha no es lo más importante, resulta muy divertida. A pesar de que el rey tenga un hijo de mayor edad que la hija, a éste primero no lo ve como un buen sucesor, por lo que concede la prioridad a la chica.

matrimelee-09

Las ilustraciones entre combates sirven para avanzar en al historia, o para que los luchadores se descalifiquen…

GRAFICOS

Aparte de la controversia con la banda sonora comentado al inicio no hay muchos más defectos, y es que estamos ante un gran juego, que hablando en plata, deja en paños menores a todos sus predecesores. El cambio más notorio es el gráfico como puede apreciarse desde la primera imagen que acompaña el análisis (y si tenéis en mente los juegos anteriores), y es que si hablamos “en términos del Mame” (el genial emulador de sistemas recreativos que vamos a utilizar aunque suene un tanto extraño como “unidad de medida”), Power Instinct Matrimelee es de lo más potente que os vais a encontrar de entre todo el catálogo funcional de juegos de lucha en dos dimensiones del emulador por excelencia de juegos árcade. Visualmente es muy atractivo, con personajes grandes bien definidos y notables animaciones, además de unas ilustraciones de bellísima factura. Destacan además los efectos de golpes y sobre todo ataques especiales. El diseño de los luchadores es bueno, sobre todo en los clásicos más que en las nuevas incorporaciones, y destacar como nota curiosa las pequeñas diferencias entre las ilustraciones y los sprites finales durante los combates, debido a que está hecho por diferentes autores.

No hay una gran cantidad de escenarios, pero los que hay son muy vivos y llenos de color, además de que algunos cambian un poco cada vez que aparecen, y mencionar que algunos se repiten más que otros ya que debido a la trama argumental hay algunos como por ejemplo el estadio con el público de fondo que se repite mucho. Siempre es una pena los juegos de lucha que no cuentan con un escenario propio y único para cada personaje tipo Street Fighter, ya que en este juego varios personajes comparten mismos escenarios, pero para la época a la que pertenece este juego no se le puede considerar un defecto (aún no habían explotado los juegos de ahora que reúnen burradas de personajes y escenarios). Destacar que todo se mueve a las mil maravillas sin atisbo de ralentizaciones (muy comunes en juegos árcade), y que verlo en movimiento es una delicia. Por último respecto al apartado gráfico, volver a los personajes para decir que el diseño de los luchadores clásicos se mantiene más o menos constante respecto a entregas previas (o sea bueno), mientras que los diseños para los personajes nuevos son pelín inferiores a los clásicos, no demasiado originales.

wwwww

El cambio visual es lo más llamativo respecto a sus predecesores, con una mejoría considerable en todo lo que respecta a gráficos

eeeeee

El escenario del estadio es de los que más visitamos durante el juego, quizás habría estado bien incluir algunos entornos más

 

SONIDO

Sin lugar a dudas el apartado sonoro es lo más bruto de este juego y con diferencia, donde realmente éste título se desmarca de los demás. El problema como ya hemos comentado antes es que esas magníficas canciones cantadas japonesas se sustituyen en América y Europa por temas no cantados más genéricos, privando así al juego de gran parte de su esencia. Sin embargo es justo decir que ésta música más tradicional, con el claro objetivo de llegar más al público americano y europeo, está muy bien. Evidentemente lo suyo habría sido contar con su banda sonora original, pero al menos la que hay no es ni mucho menos mala, y es importante matizar que el cambio no se hizo así porque así, sino porque en algunos países habían leyes de por medio respecto al uso de canciones cantadas japonesas. También hay que añadir en el caso de la banda sonora para fuera de Japón que hay muy pocos temas, por lo que enseguida se repiten dentro de una misma partida, y por muy buenos que sean, se hacen repetitivos a lo largo de la partida. Por su parte los efectos y voces también son buenos, los sonidos para golpes son contundentes y las voces en su mayoría y salvo alguna excepción suenan muy bien.

 

JUGABILIDAD

Otro de sus puntos fuertes (lo cierto es que lo son casi todos) es la jugabilidad, que como dijimos al inicio del análisis, aparte de la propia saga también se asemeja mucho a la de Rage of the Dragons, algo nada raro teniendo en cuenta que ambos juegos vinieron muy seguidos y encima son de la misma compañía. De hecho no sólo en semejanzas queda la cosa, ya que Matrimelee cuenta con cuatro luchadores invitados directamente de Rage of the Dragons: Jimmy, Lynn, Elias y Mister Jones, personajes de inicio secretos. Y ya que estamos con los personajes, decir que la mayoría son repescados de las entregas anteriores de la saga, de los 20 luchadores en total tan sólo 5 de ellos son caras nuevas (aunque uno de ellos que es el boss final no es jugable en la versión árcade), y los antiguos no presentan grandes cambios más que los estéticos. Los 5 personajes nuevos son los siguientes:

  • Buntaro Kuno: joven estudiante conflictivo a la vez que sensible que pelea mayormente a base de patadas, hermano de Shintaro.
  • Hikaru Jomon: niña de 13 años algo varonil que usa un bastón llamado “Trinode” en combate, muchos se piensan que es un chico.
  • Olof Linderoth: guardaespaldas de la princesa Sissy, participa en el torneo por puro placer, y al igual que Buntaro usa mucho las patadas.
  • Shintaro Kuno: joven presumido y competitivo, hermano menor de Buntaro, adora las motos y sus ataques son sobre todo a base de puños.
  • Princesa Sissy: la sucesora al trono de tan sólo 12 años, ella es “el premio” por ganar el torneo, con prioridad al trono sobre su hermano.

La jugabilidad es de los pocos aspectos continuistas respecto a los primeros juegos (dejando aquí de lado a Groove on Fight), tenemos cuatro botones de ataque para puñetazos y patadas fuertes y flojos, y como marca característica de la casa el doble salto en el aire. Como novedad en la saga (que no en juegos de lucha) tenemos el rodillo (evasión momentánea con inmunidad), el golpe derribo (pulsando puñetazo y patada fuertes a la vez derribamos a nuestro rival de un sólo golpe), y un curioso comando para llamar al “kuroko” (esa especie de árbitro con los banderines que hay justo detrás nuestra en los combates) y poder usarlo como escudo humano o como proyectil contra nuestro rival. También como curiosidad existe un minijuego que se activa cuando los dos personajes hacen sus burlas a la vez, en el que hay que encadenar correctamente una secuencia de botones para ganar, es una rareza que ocurra.

cccccc

Jimmy y Keith, los protagonistas de Rage of the Dragons y Power Instinct respectivamente, en un cara a cara, ¿por quién apostáis?

Disponemos de tres barras de energía que se van rellenando cuando nos golpean, bloquean nuestros ataques o hacemos burlas, y contamos con ataques especiales que consumen las barras parcial o totalmente. Otra de esas características marca de la casa es que a cada una de las tres barras que llenemos el personaje desprenderá un aura de energía más propio de los saiyajins que nos hace invencibles a cualquier ataque durante un segundo y además produce un pequeño daño al rival si en ese momento lo tenemos muy cerca. Nada de esto que estamos contando sería realmente destacable si no matizamos que la jugabilidad en su conjunto aunque continuista es brillante, las técnicas salen fácil y los comandos para hacerlas son los típicos de casi todos los juegos de lucha, sin más complicaciones, además de la facilidad extra para quien venga ya habituado a la saga. Se puede combear en el juego con relativa facilidad, eso también es un punto a favor, y por suerte el juego en esto es sencillo y no se complica. Los combos no son algo principal, y cuando decimos principal, nos referimos a que no sea obligado aprenderlos y hacerlos para superar combates como sí hemos visto en muchos otros juegos.

cccccc

Cada vez que llenamos una de las tres barras de energía ocurre lo que veis aquí, siendo invencibles durante uno o dos segundos

 

DURABILIDAD

Juego de lucha y para recreativa… No hace falta decir mucho más, se trata de un juego que poco más de media hora nos va a durar cada partida, con 7 combates en total, 6 normales más el boss final. La gracia de estos juegos se encuentra precisamente en jugarlos y jugarlos cientos de veces, y que el concepto de recreativa siempre hay que tenerlo presente cuando analizamos este tipo de productos. El juego es muy corto, ¿pero qué juego de lucha de recreativa no lo es?. Lo importante es la diversión, donde sí cumple bien. La dificultad es más bien accesible hasta llegar al boss final, el cuál sí que nos pone las cosas realmente difíciles hasta que le pillemos en punto flaco (la dificultad se puede cambiar desde las opciones internas del juego). Aprenderos bien este comando: cuatro veces arriba, tres abajo, dos a la izquierda y una a la derecha en la pantalla de selección de personajes, con esto desbloqueareis los cuatro personajes secretos de Rage of the Dragons para poder jugar con ellos desde el inicio, lo que añade un plus más de interés. Sin entrar en más detalles, el boss final es realmente duro, pero tiene un pequeño truco que le hace morder el polvo enseguida, algo muy típico en los juegos de lucha.

oooooo

Dos viejos conocidos de la saga, los personajes clásicos siguen siendo los más originales y desternillantes del juego

eeee

Las imágenes que acompañan el análisis no son casualidad, los escenarios son escasos y se repiten mucho en las partidas

Matrimelee-Art (500 x 376)

CONCLUSIONES

Power Instinct Matrimelee es uno de esos grandes juegos no muy populares que pasan desapercibidos entre la gente (público occidental, en Japón si es una saga de renombre). Normalmente en el ámbito 2D uno suele tener más en mente nombres como The King of Fighter, Street Fighter o Fatal Fury, pero sin embargo muchas veces estos juegos no son tan grandiosos como algunos de estos títulos en principio más desconocidos. No vamos a entrar en comparaciones, tan sólo decir que Matrimelee es una pequeña maravilla, estéticamente bello y jugablemente brillante, con una sensacional banda sonora de marcado estilo japonés que para fortuna de unos y desgracia de otros se sustituye para América y Europa por composiciones más genéricas y, aunque de gran calidad, por debajo de las obras originales que entre otras cosas diferencian a este juego de los demás. Existen pequeños defectos, como un número de escenarios algo escaso o una duración bastante limitada incluso para tratarse del tipo de juego que es. Aún así, lo cierto es que raya a un nivel notable en casi todo, y pocos juegos de lucha bidimensionales vamos a encontrar en los salones recreativos tan potentes como éste. Si aún no lo habíais descubierto hasta ahora, ya es el momento de que le deis una oportunidad a la saga Power Instinct, y si quereis empezar por todo lo alto, comenzad por Matrimelee.

 

PUNTUACIÓN

GRÁFICOS: 9

SONIDO: 9

JUGABILIDAD: 8,75

DURACIÓN: 7

NOTA GLOBAL: 8,75

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Wesker

    ¡Buen artículo retro!

    Sin duda fue uno de los mejores juegos que llegaron a NEO-GEO tras la bancarrota de SNK. Para mi gusto en lo que más destacó fue en sus músicas, aunque por contra las voces de los personajes sonaban un tanto saturadas sin llegar al nivel de Rage of the Dragons.

    Cuenta con algunos temas bastante chulos, la verdad.

    Hey! / It's a Showdown!
      Pinche aquí

    Fighting Games for Young People
      Pinche aquí

    Let's Go, Necromancer!
      Pinche aquí

    Overclock Excitement
      Pinche aquí

    375 kg
      Pinche aquí

    Anger!
      Pinche aquí

    Y por supuesto:

    CiCi's Entrance Demo / Matrimelee March
      Pinche aquí

    La verdad es que con este juego te partes de risa con la de puntazos que tiene. Es una completa locura :aplauso2:

  2. Lenneth

    Pedazo de análisis y pedazo de juego xD La canción de la camarera que se lleva las patatas y la de los aliens son las mejores XD

  3. Mictlantecuhtli

    Genial, la primera vez que vi este juego me saco de onda, porque tenia personajes que ya conocía, pero se veían muy diferente, eso me llevo a probarlo, aunque de todos modos, lo hubiera hecho, lo hermoso de las arcadias era ver alguna que era nueva y probarla, y ésta asi la conocí, y me encanto, jugue buenos ratos en ella, lástima que la reta era escasa, pero era agradable ver que aun hacían juegos de una saga que pocos conocíamos, lástima, si llegan a sacar otro juego, ojala supere a éste

    Por cierto, por este juego conoci el arte de Range Murata

  4. Rodrigo

    Lo de las canciones originales es una pena, pero la verdad que las que pusieron en su lugar tampoco están nada mal, aunque claro sean un más de lo mismo.

  5. Mellie

    That inthgis’s just what I’ve been looking for. Thanks!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *