«

»

Jun 19

El E3 llega a su fin y en GameSpek hacemos balance: Estas son nuestras opiniones

E3

Un año más queremos hacer balance del E3 y ofreceros las opiniones de tres de nuestros redactores. Como habéis podido comprobar este año hemos vuelto a seguir el evento más importante del año con especial ilusión, cubriendo todas las conferencias que allí se han producido y empapándonos de vídeos, entrevistas, opiniones, demos… No es raro sentirse abrumado ante tal cantidad de información y el procesarla toda sin dejarnos nada por el camino no es sencillo, pero tras unos días de locura, anuncios, sorpresones y decepciones el E3 ha llegado a su fin y hemos sacado nuestras conclusiones.

No solo os animamos a leerlas sino que también queremos que nos deis las vuestras. ¿Cual ha sido el mejor juego del E3 para vosotros? ¿Y la mejor conferencia? Estamos deseando conocer vuestras opiniones.

WESKER: UN E3 SENSACIONAL

Menudo E3 hemos tenido este año. Personalmente no tenía muchas esperanzas en la edición de este año pues pensaba que tendríamos nada más que secuelas y una amarga sensación de “más de lo mismo”, pero al final la sorpresa ha sido mayúscula.

Este será un E3 muy recordado durante los años y es que en él hemos tenido los juegos más deseados por mucho tiempo. El catálogo es impresionante: Street Fighter V, Shenmue III, el ansiado remake de Final Fantasy VII, Fallout 4, Halo 5 Guardians, Doom 4… y por supuesto ha habido muchos más, pero es que en conjunto ha sido una pasada.

Los primeros en enseñarnos sus cartas fueron los chicos de Bethesda que mostraron finalmente el nuevo trabajo de ID Software: Doom. Volviendo a las raíces y ofreciendo acción, violencia y pasillos este nuevo juego nos dejó alucinados ofreciendo unos gráficos estupendos y una banda sonora preparada por el mismísimo Mick Gordon, que ya se lució con el último Killer Instinct. Fallout 4 también se dejó ver y no decepcionó. Con aspiraciones a juego del año este nuevo trabajo ofrecerá un salto generacional a lo ya visto en el tercer juego pero potenciandolo con escenarios mayores y más complejos, mucha más personalización, muchos más contenidos, mejores gráficos y en conjunto, un juego gigante.

Doom nos dejó alucinados con sus gráficos y violencia. Vuelta a los origenes… mas o menos.

Posteriormente llegó el turno de Microsoft y ofrecieron lo que llevaban tiempo anunciando: juegos, juegos y más juegos. Atrás quedan los estúpidos días en los que Don Mattrick pensaba más en espectáculos de baile, apariciones de famosos o promesas imposibles. Microsoft llegó al E3, desplegó sus juegos y nos mostró un potente catálogo para lo que queda de año y también el 2016. Es cierto que se echaron en falta algunos como Scalebound, Crackdown, Phantom Dust o Quantum Break, pero ya estábamos avisados de que esos y otros juegos los tendremos en la Gamescom de agosto. Es bueno ver que hay tanto por enseñar que lo tienen que repartir en dos eventos de semejante calibre.

Al final Microsoft nos vino a demostrar que este año sus pesos pesados son Rise of the Tomb Raider (duro competidor de Uncharted 4), Gears of War Ultimate (el retorno de un clásico con mejor aspecto que nunca), Halo 5 Guardians (la joya de la corona) y Fable Legends (un free-to-play super apetecible). Por supuesto hubo tiempo para las sorpresas como el alucinante anuncio de la retrocompatibilidad de Xbox One con Xbox 360, algo que para mi ha sido una de las mayores bombas de la feria; el sobresaliente pack de juegos de Rare (¡30 juegos por 30€!) o el anuncio de algunos títulos nuevos que no resultaron demasiado sorprendentes, especialmente el nuevo juego de Rare, una completa decepción después de tanto bombo. Mención especial a la demostración de HoloLens con Minecraft, que parecía pura ciencia ficción pero por suerte está más que confirmado que su funcionamiento real es el que vimos. Nada de Kinects.

En conjunto una conferencia muy solida, un catálogo muy completo y buenas expectativas de cara al futuro. El poseedor de Xbox One puede estar contento de su compra pues no le van a faltar grandes juegos y potentes exclusivas. Si que eché en falta alguna sorpresa de última hora de esas que tanto nos gustan… pero no todo iba a ser perfecto.

Microsoft quiere que demos el salto al E3 con un emotivo vídeo donde muestran sus juegazos de renombre.

Cuando llegó su turno, Sony con su conferencia y si bien no esperaba grandes anuncios al final ha resultado ser la que más sorpresones nos ha dado. ¡Shenmue 3 y el remake de Final Fantasy VII nada menos!  No está asegurado que ninguno de los dos vaya a ser exclusivo para PlayStation 4 pero eso daba igual: dos de los juegos más esperados estaban confirmados y los tendremos en el 2017. Por si fuera poco The Last Guardian volvió a mostrarse cuando muchos pensaban que había muerto y luce mejor que nunca, aunque claro, ya no es un juego de PS3. Uncharted 4 volvió a demostrar por que Naughty Dog son junto a Nintendo el estudio que más cuida sus juegos a nivel artístico al deleitarnos con una demo en tiempo real sencillamente impactante. Y como aun nos quedaba sed de novedades Sony nos deleitó con Horizon de Guerrilla, que es una auténtica pasada y un sorprendente Ratchet & Clank de Imsomniac, que luce alucinante. Tampoco faltó Morpheus y algunas demos para demostrarnos las bondades de la realidad virtual, aunque sin dar demasiados detalles.

Como punto negativo tenemos el ya tristemente habitual pasotismo de Sony hacia PS Vita, que es una patada en la boca a todos los que apostamos por esta máquina. En fin… una pequeña pega dentro de una conferencia de 10.

Nintendo fue a su bola, como siempre ha ido, y presentó un espectáculo muy divertido protagonizado por muñecos de Iwata, Reggie y Miyamoto. Sin embargo los numerosos chistes y bailecitos (de 10, las cosas como son) no pudieron enmascarar que la compañía apenas tenga contenidos para Wii U y Nintendo 3DS, las third parties pasen de ellas olímpicamente y todo lo mostrado fuese juegos de bajo presupuesto. Star Fox Zero, el máximo protagonista, supo a poco y por una pésima organización juegos que resultan atractivos como Fast Racing NEO o Devil’s Third quedaron fuera del Digital Event. Fatal.

Aun con todo cuando uno a conociendo más detalles en los programas Threehouse de Nintendo la cosa mejora un poco, y entre eso y el genial Super Mario Maker aun queda algo a lo que agarrarse si se es fan de Nintendo. Eso si, esperaba ver algo de sus nuevos juegos para smartphone y aunque fuese algún remake HD de algún clásico. Hay que espabilar, Nintendo.

Uncharted 4 es técnicamente sublime. Claro candidato a juego del año.

Finalmente tuvimos buena cantidad de juegos multiplataforma que me encantó ver como el cuarto Mass Effect, Mirror’s Edge Catalyst, nuevos Hitman y Deus EX, Assassin’s Creed Syndicate, Street Fighter V, The Division, Star Wars Battlefront… Al final uno se da cuenta de que, en efecto, en la actualidad se hacen menos juegos que antaño, pero es que un mercado tan competitivo y cruel como este ha obligado a las compañías a preparar auténticos juegazos si quieren formar parte del negocio. Sea como sea la actualidad del mundo de los videojuegos es impresionante para el jugador y este año el E3 nos ha demostrado que hay montonazos de juegos por llegar, que las consolas gozan de una salud envidiable y que Xbox One y PlayStation 4 están completamente asentadas en un inicio de generación bastante rápido.

Lo que si me da bastante pena es ver como compañías como Capcom, Konami o SEGA permanecen muy desaparecidas. Es llamativo ver como aquellas compañías que antaño movían el sector ya apenas tienen importancia en el mercado actual y parecen conformarse con una posición atrasada carente de motivación por hacer buenos juegos. Ya veremos que pasa el año que viene en cualquier caso: Para Konami Metal Gear Solid V ya se habrá puesto a la venta y tendrán que anunciar juego nuevo; se de primera mano que SEGA está preparando el aniversario de su mascota y tiene grandes planes el personaje; y Capcom aun continua luchando para arrancar su motor de nueva generación que les permita hacer juegos con menor esfuerzo y grandes resultados.

Como conclusión final debo decir que el E3 me ha encantado, ha tenido una cantidad de sorpresas importante, hemos visto cumplidos varios sueños que ya muchos daban por perdidos y en conjunto ha habido una gran cantidad de juegos espectaculares que nos garantizan horas y horas pad en mano. Me siento feliz y satisfecho con lo que hemos vivido esta semana.

Tremendo juegazo se nos viene encima con Fallout 4. Uno de los protagonistas de la feria.

VORADOR: UN E3 PARA RECORDAR

Y allá va otra edición. El Electronic Entertainment Expo 2015 será sin duda largamente recordado por los dos meteoritos que cayeron a tierra durante la conferencia de Sony, que casi eclipsaron completamente a todo lo demás. Y si bien el desmelene estaba sin duda totalmente justificado al tratarse de dos juegos emblemáticos largamente esperados, también fue una pena porque tapó el resto de lo acontecido en la feria, la mejor de los últimos tiempos.

La edición de 2015 ha mostrado la ya total consolidación de la actual generación de consolas, que tras unos comienzos titubeantes en 2013 que se arrastraron durante el año siguiente, encara lo que queda de 2015 y 2016 ya a velocidad de crucero, con toda una retahíla de juegos de gran calidad y para todos los gustos previstos para esta franja. Esta vez ya nadie se acordó de PS3 y Xbox 360, ni falta que hizo.

Como todos los años, en lugar de desglosar las conferencias anuncio por anuncio intentaré ofrecer una perspectiva general de cada una de ellas.

Assassin’s Creed Syndicate no ha sorprendido tanto como Unity el año pasado. Sin embargo sigue siendo uno de los pesos pesados de la feria.

El pistoletazo de salida lo dio Bethesda en la madrugada del lunes. Había mucha curiosidad por ver cómo se desenvolvían en un evento de estas características al ser su primera vez, y no decepcionaron. La conferencia de Bethesda hubiera sido la mejor de no ser por las bombas atómicas bien paridas de Sony. El evento fue ameno (dardo a Nintendo incluido) y distendido, y con la duración adecuada. El que se conociesen los títulos a presentar desde hacía tiempo no menoscabó en modo alguno el efecto sorpresa, sino todo lo contrario. Bethesda mostró vídeos de Doom y Fallout 4 (y una CGI de Dishonored 2) que evidenciaban su avanzado estado de desarrollo, y en toda una demostración de confianza en ambos productos hablaron largo y tendido de los sistemas de juego, como la personalización de Fallout 4 o el editor de mapas de Doom. Esto provocó una magnífica reacción en el público que, por una vez, aplaudía de modo natural, entusiasmado al ver que en Bethesda no necesitan esconderse tras vídeos orquestados. La mayor sorpresa (Pipboy aparte) vino cuando anunciaron que Fallout 4 se lanzará esta misma navidad. El recadito a las demás empresas es claro: no necesitamos anunciar nuestros juegos con año y medio de antelación para preparar el márketing. Nos basta un nombre, y el material hace el resto. La compañía busca ser una segunda Rockstar en cuánto a nivel de influencia en la industria, con una cuidadosa selección de juegos muy espaciados entre sí en el tiempo y con enorme atención al detalle. Y no parece que les falte mucho para cogerle el rastro a los de GTA.

Por la tarde llegó el evento de Microsoft, que tuvo un gran nivel, y eso que la compañía se dejó cosas como Scalebound, Crackdown o Quantum Break para el mes de agosto. La compañía ya sabe que con casi toda seguridad no va a repetir (al menos no en la misma medida) el éxito de Xbox 360, pero no por eso ha dejado de esforzarse de un modo admirable, y se apuntó un enorme tanto para la buena fé de sus parroquianos con el anuncio de la retrocompatibilidad de Xbox 360, algo que nadie se esperaba (no se había filtrado) y que como se ha podido ver estos días, encendió mucho los ánimos. Halo 5 y Forza Motorsport 6 son, como siempre, grandes juegos para fin de año, y en esta ocasión irán acompañados de Rise of the Tomb Raider, juego espectacular que acaba de perfilar a la consola de Microsoft como una apuesta ganadora por navidad.

Super Mario Maker es la apuesta de Nintendo para este año junto a Star Fox. Puede parecer un juego menor por sus gráficos pero os aseguramos que arrasará en Wii U.

La conferencia quedó un poco deslucida sin embargo, porque se recurrió a una CGI para anunciar otro juego de un director japonés (Inafune), ReCore, y porque tanto Rare como Gears of War decepcionaron. Se esperaba mucho de Rare, pero nos salieron con un MMO de temática pirate que no es ni muchísimo menos lo que sus fieles anhelan de esta compañía, hasta el punto de que su recopilatorio de clásicos (30 juegoos a 30 euros) tuvo una recepción mucho más calurosa. En cuánto a Gears of War, no sé si fue porque el juego se encuentra en un estado realmente prematuro o porque sencillamente se escogió mal el material a mostrar pero lo cierto es que la impresión que causó fue negativa; el vídeo estaba tan oscuro que prácticamente no se veía nada, y las comparaciones a las que se lo sometió con Uncharted 4 fueron duras.

En todo caso Microsoft cierra 2015 de un modo brillante, con exclusivas de mayor calado que su rival.

Electronic Arts y Ubisoft, por su parte, fueron como siempre a su bola, perdidos como de costumbre entre títulos deportivos, shooters, juegos de baile y alguna apuesta más arriesgada y de menor tamaño. EA tiene un bombazo entre manos con Battlefront, que si bien muestra a las claras las costuras de un Battlefield, va a causar furor entre los aficionados a Star Wars. Igualmente atractivo es Mirror’s Edge Catalyst, una saga a la que muchos ansiábamos que se le concediera una segunda oportunidad y que por fin la va a tener: haceos con él cuando llegue febrero para que EA reciba el mensaje alto y claro. Need for Speed y Unravel son juegos que habrá que seguir de cerca, y el fugaz anuncio de un nuevo Mass Effect, aparentemente desligado de los anteriores, nos puso los dientes muy largos, aunque EA nos lo fíe para finales de 2016.

En lo que respecta a Ubisoft, sus conferencias se han convertido en algo realmente monótono, con un par de shooters al principio, el juego casual de rigor y finalmente un anuncio de un juego gráficamente rompedor que, inevitablemente, sabemos ya de antemano que será brutalmente recortado: este año le tocó al retorno de Ghost Recon. Pero hasta el mejor jugador de póker acaba perdiendo si juega siempre la misma mano, y esta se la hemos visto a Ubisoft ya demasiadas veces. Twitter y los foros reaccionaron con indiferencia ante Wildlands.

La batalla masiva de Star Wars Battlefront fue uno de los momentos más destacados del E3. Los fans de las películas están eufóricos con este juego.

Más divertido parecía el nuevo Trackmania (primero que ve la luz en consolas), y Assassin’s Creed, Rainbow Six y South Park sin duda tendrán su público. Pero se echó en falta algo en la vena de Rayman, Valiant Hearts o Child of Light, que viniese a romper la sucesión de shooters y juegos de mundo abierto. No lo hubo y la hora y pico que duró el evento se nos hizo sumamente larga.

Ya otra vez de madrugada le llegó el turno a Sony, y empezaron fuerte y sin más preámbulos, y es que como veremos había mucha tela que cortar: The Last Guardian nada menos fue el primero en saltar a la escena. Parece que al fin verá la luz en PS4 el año que viene si no hay más contratiempos. Aunque el juego exhibe sin pudor su nacimiento en PS3, el buen hacer de Fumito Ueda y las ganas contenidas durante tantos años (se anunció en 2009) auguran un título clave en el catálogo de PS4 para el año que viene y un posible futuro clásico.

Seguidamente se dejó ver Horizon Zero Dawn, una nueva IP de Guerrilla Games que en cuánto a juegos totalmente nuevos (esto es, cuya existencia no conociéramos ya) de este E3 es probablemente de lo mejor que se ha visto. Presenta un apartado técnico de escándalo y su propuesta de juego de aventura y supervivencia también resulta muy atractiva, por más que nos recordase a las partes de Ellie en The Last of Us.

Pero a partir de ahí comenzaron las explosiones en cadena: los ánimos estaban muy caldeados con un posible remake de FFVII del que diversos medios de comunicación se habían hecho eco a lo largo de la mañana y de la tarde (también se predijo The Last Guardian acertadamente), con los foros echando humo. Cuando empezó el vídeo, al principio no sabíamos de lo que se trataba, pero al poco cualquiera que haya jugado a FFVII reconocía la Lifestream y el lienzo cyberpunk de Midgar; los créditos que se sucedían tampoco daban lugar a equívoco. La gente ya estaba dando saltos cuando Cloud y Barret aparecieron en escena; que se lo digan si no al pobre Michael Huber de Gametrailers.

Tomb Raider es uno de los juegos más esperados de cara a las navidades. Una exclusiva (temporal) de renombre para Xbox One.

El pobre hombre no tuvo apenas tiempo de recuperar el aliento porque casi inmediatamente se produjo la siguiente detonación: el anuncio de Shenmue 3 y su Kickstarter. Con esto, la euforia dio paso al delirio y hasta NeoGAF, con sus servidores fuertemente reforzados para evitar sus habituales caídas durante estas fechas, tuvo que claudicar y estuvo inaccesible, al igual que la web de Kickstarter. La reacción del citado Huber se ha convertido por derecho propio en el símbolo de la feria, y es que en nuestros hogares muchos estábamos haciendo lo mismo que él, aunque fuera mentalmente dado lo intempestivo de la hora.

El E3 2015 se convirtió, de este modo, en una edición que será recordada durante muchos años, y al terminar el evento muchos se preguntaron si aquello no había sido solo un sueño, porque parecía increíble que estos dos juegos, tan ansiados y tan llorados, se hubieran dado la mano durante apenas unos minutos a ojos de todo el mundo. Casi parecía un programa de cámara oculta, de esos que en los que la gente llora y chilla cuando se encuentran con alguno de sus ídolos. Pero era real y pronto se concretaron los detalles de ambos juegos.

Aunque ninguno de ellos es realmente exclusivo (FFVII saldrá en One con casi toda probabilidad, y Shenmue hará lo propio en PC, aunque en este caso sí parece que Sony va a poner dinero) no cabe duda de que presentándolos juntos y flanqueados por The Last Guardian Sony dio todo un golpe de efecto. Una triple pirueta mortal de márketing que logró, como mencionaba antes, acaparar toda la atención y convertir en enanas al resto de intervenciones. Durante los siguientes días no se ha hablado de otra cosa, y pasados unos años una de las preguntas habituales que los fans de los videojuegos se harán unos a otros, a modo de guiño, será la de “¿Y tú donde estabas cuando anunciaron el remake y Shenmue III?”. Tal será su efecto. Al tiempo.

Tras la tempestad, llegó la calma. Y menuda calma, porque casi nos mata del tedio. El Digital Event de Nintendo fue rematadamente malo, con un Metroid para 3DS que produce vergüenza ajena con solo mirarlo, un nuevo Zelda que es un reciclado del ya existente en 3DS y un Starfox Zero cuyo apartado gráfico heló la sangre hasta a los correligionarios más acérrimos de Kyoto. Nintendo ni siquiera presumió de juegos como Devil’s Third o Project Zero: Maiden of Black Water, que se vieron relegados al Treehouse, necesitados como están ambos de algo de atención. Así les irá en las listas de ventas. Eso sí, amiibos hubo para dar y tomar, con juegos pensados específicamente para ellos. No deja de resultar curioso este extremo cuando mucha gente no los ha visto nunca en una tienda, caso del que escribe estas líneas.

El que pensara que PlayStation 4 tenía pocos juegos cambiará de parecer con este vídeo preparado por Sony. Nos van a faltar horas para jugarlos todos.

La cosa fue tan penosa que los japoneses no tardaron en hacerle saber su enfado a Satoru Iwata a través de Nico Nico y una vez más el presidente de Nintendo tuvo que salir a dar explicaciones para atajar la situación. Toman nota, dice, pero resulta difícil de creer.

Es evidente que la compañía tiene la cabeza (y sus equipos de programación, claro) ya totalmente centrados en el proyecto NX, y como ya predije en el año anterior, 2016 será el último año tanto de Wii U y de 3DS. Wii U se despedirá probablemente con su Zelda y esa extraña mezcla de Megami tensei y Fire Emblem, y 3DS hará lo propio con Bravely Second y el nuevo Fire Emblem. Dudo que haya mucho más previsto si, como se dice, NX unificará el concepto de consola de sobremesa y porátil.

El telón cayó con la conferencia de Square-Enix, quizás la más extraña de todas. Se notaba tanto que no tenían experiencia en estas lides como que eran los japoneses quienes manejaban los hilos, pese a que sus juegos más visibles son occidentales, como Hitman, Deus Ex, Just Cause y, por supuesto, Tomb Raider. Todos estuvieron presentes, pero quizás lo más llamativo es que Square-Enix, genio y figura, tuvo el valor de ir a enseñar ante medio mundo títulos tan minoritarios como Nier 2 y Star Ocean 5. Es algo que honra a esta compañía contradictoria, que una vez tanto proclama las bondades del mercado smartphone como otra anuncia la creación de un nuevo estudio en Tokyo dedicado exclusivamente a la creación de RPGs en consolas. Pero parece que Square-Enix, pese a relamerse de sus éxitos en móviles, se da perfecta cuenta de que le resultaría muy difícil lograr un éxito sostenido en ellos sin un catálogo potente en consolas y PC que dé prestigio a sus IP. No se puede vivir tan solo con Final Fantasy F2P de medio pelo.

Este fue, en resumen, el E3 2015, la mejor edición en muchos, muchos años del evento, y no solo por los dos elefantes. Se enseñaron muchos juegos de gran calidad: Doom, Fallout 4, Deus Ex: Mankind Divided, Rise of the Tomb Raider, Uncharted 4. Horizon Zero Dawn, Hitman, Halo 5, Street Fighter V, Metal Gear Solid V, Dishonored 2, The Last Guardian, Ratchet & Clank, Super Mario Maker, Xenoblade Chronicles X…son solo algunos, y todos llegarán entre este año y la primera mitad del siguiente. La época de sequía de juegos en PS4 y Xbox One se ha terminado, y esto no ha hecho más que empezar. Nintendo es la única que está triste, pero ya habrá tiempo para hablar de los planes de Iwata y sus camaradas.

 

Street Fighter vuelve con una quinta entrega muy prometedora. Los mejores gráficos hasta la fecha y muchas novedades jugables.

LENNETH: VUELTA A LA ILUSIÓN

Voy a empezar por mi opinión general acerca de la feria de este año (fácil de adivinar dado el título, claro), Este E3 2015 ha sido quizá, y sin dejar que momentos míticos nostálgicos como la presentación de Twilight Princess empañen mi juicio, el mejor E3 que hemos tenido nunca, y por bastante margen. Juegos, juegos y más juegos, muchos de ellos esperadísimos y que incluso habíamos perdido la esperanza de ver de nuevo, se pasearon por el E3 para delicias de todo el mundo. Y es que esa es otra; ha sido una feria llena de contenidos para toda clase de público, desde los más pequeños de la casa hasta quienes buscan experiencias más maduras, y de prácticamente todos los palos. Muchas secuelas y remakes, sí, pero también una cantidad ingente de nuevas ideas, y del retorno de otras creídas extintas. Lejos quedan esas ferias grises y marrones (literalmente), el E3 2015 ha sido una fiesta generalizada. Y si bien es cierto que no todo lo mostrado va a ser catable a corto plazo, el hecho de que existan ya hacen las delicias de la mayoría. No han faltado claroscuros, eso es evidente, pero sin duda el balance general es fantástico, y seguramente tardaremos muchos años en repetir algo así…claro que espero equivocarme. Pero vamos a cosas serias y desgranemos las conferencias principales.

Nintendo cedió el protagonismo a Star Fox, juego que llegará a finales de año a Wii U. Sus gráficos no son los mejores que han pasado por esta consola pero tampoco podemos decir que luzca mal.

Microsoft:

Excelente conferencia la de la compañía de Redmond, con un Halo 5: Guardians continuista pero que promete hacer las delicias de sus fans, la bomba de la retrocompatibilidad de XBox One con XBox 360 (aunque tenga bastantes peros y condiciones), un Gears of War 4 sencillamente espectacular y con un tono oscuro que le sienta que ni pintado, Sea of Thieves de Rare, con una premisa que promete las delicias de una servidora, Forza Motorsport 6 que promete hacer lo mismo con los amantes del motor, un Rise of The Tomb Raider (por el momento exclusivo, ya veremos qué pasa) que promete ser de lo más grande del año…en definitiva, una conferencia sólida, llena de buenas exclusivas, y mucho, mucho gameplay real (lo echábamos de menos tras la abundancia del CGI en los últimos años). Hubieron partes que a título personal me parecieron más negativas, como la presentación de Hololenso el innecesariamente caro nuevo mando para XBox One, pero las cosas como son; Una conferencia espectacular y la prueba de que Phil Spencer es perfecto para el puesto al frente de XBox. La vuelta de 180 grados respecto a la gestión del infame Don Mattrick es evidente.

 

Sony:
Sony, Sony, Sony…¿qué se puede decir de la conferencia de Sony? Bombas y más bombas, tanto esperadas como inesperadas colmaron el show de la compañía nipona, haciendo las delicias de todo el mundo. The Last Guardian vivo y coleando (al fin), la grata sorpresa de Guerrilla y su Horizon: Zero Dawn, el (más esperado aún si cabe) remake de Final Fantasy VII que le arrancó alguna lágrima a más de una persona, un Street Fighter V la mar de prometedor (a la par que exclusivo en consolas para PlayStation 4), el cambio de manos en Call of Duty con la presentación hecha en “territorio enemigo” (no olvidemos que hasta este año era algo típico de las conferencias de Microsoft) de Call of Duty Black Ops III, y multitud de títulos de presupuesto más modesto pero más atrayentes a título personal como No Man’s Sky, al cual no puedo esperar para hincar el diente y perderme en su universo. Pero paren las máquinas. Porque si hay algo que me hizo perder la razón aún más que la vuelta de las aventuras de Cloud Strife, eso fue el anuncio de la campaña Kickstarter de Shenmue III. Sobran las palabras para describir la sensación de saber que Ryo vuelve, y que además lo hace de manos de Yu Suzuki. Prácticamente faltó pedir a alguien un buen pellizco para saber si soñaba o no. En definitiva, una conferencia enorme y un mic drop en toda regla el de Sony, que terminó con un espectacular gameplay de Uncharted 4: A Thief’s End y que únicamente se vio empañada por la ya habitual (y temo que definitiva) ausencia de PlayStation Vita. Cuando Sony la tildó de “legado” no mentía.

El retorno de Mirror’s Edge llega en forma de reboot del original. DICE no ha decepcionado y nos ofrece un juego mucho más completo que el original y con unos gráficos de infarto.

Nintendo:
Al otro lado de la verja en la que estaba Sony encontramos a Nintendo, la cual sin duda hizo una de sus peores y más humildes (en el mal y el buen sentido) apariciones en E3 que puedo recordar. Un show online muy entretenido y con mucha gracia, pero que no pudo ocultar el hecho de que WiiU está ya en sus últimos pasos. Alimentada casi en exclusiva por la propia Nintendo, y, eso sí, mostrando juegos de enorme calidad, WiiU simplemente no se sostiene por más esfuerzos que ponga la compañía dada su carencia extrema de títulos third party, hecho que se ve incrementado por el paulatino e inexorable abandono de XBox 360 y PlayStation 3, únicas máquinas de las cuales podía beber de vez en cuando. Tampoco ayudan los spin off de sagas como Animal Crossing o Metroid, muy lejos de lo que la gente esperaba que se anunciase. Veremos qué pasa con NX, pero por el momento horas bajas en Nintendo. Muy bajas.

Third Parties:
Comenzaré por lo fácil; EA tuvo una conferencia insulsa y aburrida (gracias en parte a la innecesariamente larga charla con Pelé e interminables explicaciones de los detalles más nimios de los títulos deportivos de la compañía), pero salvada gracias a la estupenda pinta de titulos como Star Wars Battlefront, Mirror’s Edge: Catalyst, o el simpático indie Unravel. Y, cómo no, ese delicioso teaser del próximo Mass Effect.

Ubisoft no estuvo mucho más acertada en términos generales. Además de una ingente cantidad de relleno (y actuaciones musicales risibles), quedó patente el recorte gráfico de The Division (y ya van…). Pero no todo fue negativo; For Honor tiene una pinta estupenda y fue una agradable sorpresa, y el retorno de la saga Anno con Anno 2205 es de agradecer. Y, cómo no, el ya habitual Assassin’s Creed anual, que en esta ocasión luce fantástico, eso sí.

¿Quién podría imaginar que Shenmue III finalmente sería una realidad? Nosotros desde luego no.

PC no es una compañía ni tiene cara visible, ya lo sé, pero sí tuvieron conferencia…una conferencia que hubiera sido mejor no hacer. No se usó ninguna de las bazas de la plataforma (precio de los títulos, potencia, libertad…) y se apostó en cambio por unas presentaciones de títulos que ya conocíamos de otras presentaciones (e incluso títulos ya lanzados) o expansiones de éstas. Un desastre en toda regla que para colmo fue más plataforma de publicidad de las nuevas gráficas de Ati más que otra cosa. Tiene gracia que lo más destacable fuese el anuncio de dos títulos de XBox One para Windows 10; Killer Instinct y el remake de Gears of War.

Square Enix tenía las armas apropiadas y la munición cargada, pero daba la sensación de que en el escenario no había nadie que supiese usarlas. Un show sobrio, aburrido por momentos y salpicado de momentos realmente extraños y de un ritmo caótico. Van a necesitar mucho trabajo si quieren tener un show competente el año que viene…si es que repiten experiencia. Rise of The Tomb Raider, el reboot de Hitman y RPG’S como las nuevas entregas de NieR y Star Ocean, además, de cómo no, el consabido remake de Final Fantasy VIII, redondearon la apuesta. Por mi parte eso sí, Kingdom Hearts III me pareció decepcionante y lejos de lo que una PlayStation 4 puede hacer.

Pues si, Final Fantasy VII tendrá un remake después de todo. Ahora falta ver si está a la altura del original…

Y terminamos con la para mí ganadora (por mucho menos de lo que pensaba tras el primer día de E3, eso sí) de la feria; Bethesda. Además de un explosivo reboot de Doom, espectacular a la par que fiel a su espíritu original, la compañía preparaba el caramelo de verdad; Y es que poco más se puede decir de Fallout 4 que no se haya dicho ya; pese a sus carencias gráficas (aunque no tantas como mucha gente asegura llorando por las esquinas de sitios como Gaf) las posibilidades de la cuarta entrega de esta saga de RPG postapocalíptico ahora en manos de Bethesda parecen infinitas. Para mí el juego de la feria con permiso de Shenmue III…claro que de este último tenemos poco más que el anuncio.

En definitiva; un E3 de los que marcan época, y que recordaremos durante años. Bravo por la vuelta a la ilusión.

17 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Zabel Babelrock

    Por mi parte, sólo quiero daros las gracias, chicos y chica, por la cobertura, el tiempo y el esfuerzo que habéis invertido en hacernos llegar las noticias, al mismo tiempo que inducíais a debatirlas en el foro. Que entre eso, el Bingo GameSpek y el buen rollito habitual, pues parece que no, pero uno se lo ha pasado la leche de bien estos días. :tf:

    El artículo, un lujo, como siempre. Imagino que el karma se lo quedará Wesker, pero dároslo por repartido todos los que hayáis contribuido a él. :wink:

  2. Akumoso

    Good work, guys :aplauso:

    Yo que danzo por muchas comunidades, y tengo experiencia con muchos Staff (soy parte de alguno de hecho), deciros que siempre vais a quedar bien cara al público general exponiendo con esta nitidez en qué bando os posicionáis cada uno, y haciendo ver que hay multi-opinión dentro del grupo, no dando imagen de web sectaria en dónde "de palo" opinar de manera muy diferente (aunque a mí eso me la suda XD). Leo reportajes así y me llevo la sensación de web fresca, amena, y juvenil a pesar de las edades de algún redactor xD

    He dado Karma a Wesker porque es él el que ha abierto el hilo, pero cuando tenga un rato os doy lo que merecéis cada uno.

    Nice.

  3. jose

    La verdad que los felicito por la cobertura que tuvieron para con el evento, y los analisis del mismo me parecen
    de lo mas genial y completos y ni hablar de los videos que es como si estuvieramos en el evento viendolos con nuestros propios ojos, realmente es una web muy completa en todos los aspectos y espero que este muchos años mas.

  4. Vorador

    Ha sido un auténtico placer seguir la edición de este año. Nos vemos en la próxima :)

  5. Wesker

    Yo me lo he pasado bien esta semana a pesar de la cantidad de curro que supone xD

  6. Vorador

    Yo casi me muero por la falta de sueño xD

  7. Rodrigo

    Vaya, yo también quería haber aportado mi granito de arena pero no me he me entreado que íbais a hacer esto (estoy sin móvil), así que ahí van también mis impresiones, iban a ser simplificadas pero al final se me ha ido un poco la mano y me ha quedado un artículo camuflado en un post: :sonrisa: :sonrisa:

    Imagen

    Lo primero de todo es que contrariamente a Wesker a mí lo que me gusta son las secuelas y el "más de lo mismo", son las cosas nuevas y que generalmente no suelen estar a la altura de lo conocido lo que me suele decepcionar, así que yo era de los optimistas para este E3, pensando en todo lo que se rumoreaa que nos podían mostrar, unas cosas al final se cumplieron y otras no: Dishonored 2, Gears 4, Half-Life 3, Left 4 Dead 3, Kingdom Hearts 3, Tomb Raider 2, más Mario, más Zelda, más Metroid, más Yoshi, etc.

    Bethesda: Muy bien, un año en el que iban a hacer una conferencia estaba claro que iban a mostar más de un juego o dos. Doom 4 me ha parecido vomitivo, más cercano a los horribles Quakes que al propio Doom, y me duele decir esto con lo mucho que difrtuté con Doom 3, pero el resto de juegos sí me han gustado mucho. Fallout 4 no estará a la altura gráficamente, pero lo cierto es que pinta estupendo, y lo mismo se puede decir de Dishonored 2 que para mí es el juego más esperado, otro que por aspecto visual no llama mucho pero la calidad estará mas que asegurada si la jugabilidad se mantiene intacta.

    Imagen

    Microsoft: Para mí la gran triunfadora del evento magno, aunque sus exclusivos no me hayan parecido tan especiales en el sentido de que salvo Tomb Raider, en realidad los más importantes no son otra cosa que los de siempre sólo que por una vez han coincidido todos juntos (Halo, Gears, Forza), el resto de exclusivos que son nuevos apenas me han llamado nada, como ese de Keiji Inafune que me ha resultado de un cansino tremendo, y es que los ambientes post-apocalípticos y llenos de robots me aburren mucho del extremo abuso que les han dado ya. Sin embargo a pesar de ser los de siempre, el trío Gears, Halo y Forza brillan con luz propia, y Rise of the Tomb Raider es sencillamente impresionante.

    Por otra parte y ya más a título personal, el recopilatorio de Rare (que no así el juego ese de piratas) me parece totalmente glorioso, 30 juegos a precio de chiste de los que aunque haya mucha morralla más de la mitad son muy atractivos, y a un precio muy accesible, me parece compra obligada para todo buen fan de lo retro. Y por supesto otros anuncios como el de la retrocomtabilidad, a pesar de que haya que esperar a que los títulos que a uno le interesan los vayan poniendo, y el super mando para frikazos me han parecido muy buenos anuncios.

    Imagen

    Sony: Contrariamente a la opinión popular, muy flojitos, que los aficionados a Sony consideren que los mayores abanderados de sus conferencias sean, Uncharted 4 aparte, un remake de un juego de hace 20 años y una continuación de un juego también de la época prehistórica y financiado por Kickstarter, que encima ni siquiera son exclusivos, es que me parece tristísimo. Eso sí, Uncharted 4 pinta fantástico, y The Last Guardian con todo el tiempo de desarrollo que llevan detrás tiene que resultar bueno por pura inercia… Por lo demás, un año muy muy flojito de Sony, uno más a la cuenta como ya viene siendo habitual todos los años, con una PS Vita totalmente marginada y unos exclusivos muy por debajo de grandes títulos de Microsoft. De momento, Xbox One le está ganando la partida a Playstation 4, demostrando una vez más como también hizo Wii la pasada generación, que no siempre la consola más potente es la que más triunfa.

    Imagen

    Ubisoft: Año también flojito, tras varios años al máximo nivel siempre con varios juegos importante en primera plana, este año parece que se han tomado un descanso y The Division es lo único de primer nivel que tienen (que además ya mostraron el año pasado), un juego que me impactó muchísimo el año pasado pero que sin embargo este año ya lo hemos visto más cerca de la realidad, con una rebajada de nivel técnio bastante notoria. Aún así, es un juego muy importante, y aunque todo lo que suele salir de la serie Tom Clancy's a nivel de videojuego raramente se tratan de productos de primer nivel, The Division sí que tiene muy buena pinta.

    Imagen

    Electronic Arts: Esta compañía para mí siempre ha se caracterizado por una cosa: mucho juego pero poco bueno. Y es cierto, siempre es mejor especializarse en algo y hacerlo bien, que querer abarlo todo pero regular. Los juegos deportivos casi que ni los voy a nombrar, porque año tras año son lo mismo, y en particular sagas como Fifa (nombre a Fifa porque el fútbol es lo que más repercusión tiene) es una vergüenza lo que hacen con ella, el mismo juego año tras año pero actualizando plantillas y con cuatro cambios jugables aquí y allá. Sin embargo eso no quita de que como base siempre hayan sido buenos juegos, y hoy en día Fifa es el referente futbolístico sin duda.

    Por otra parte, creo que la gran sorpresa de la feria ha sido el nuevo Battlefield inspirado en Star Wars, un momento perdonad… ¿no será más bien el nuevo Star Wars inspirado en Battlefield?. Bueno, sea como fuere y teniendo en cuenta que los grandes títulos como Tomb Raider, Gears of War, Uncharted y demás ya eran títulos conocidos o que todo más o menos esperábamos, creo que puedo afirmar que Star Wars Battlefront es para mí la gran sorpresa de la feria. Jamás me había imaginado el jugar a un juego del universo Star Wars planteado como un Call of Duty, y realmente la apuesta parece muy interesante, más aún sabiendo que está en manos de Dice y eso es sinónimo de calidad.

    Imagen

    Nintendo: Como nintendero que soy, me duele en el alma tener que decir que Nintendo ha sido la gran triunfadora del E3 2015, pero por atrás… No voy a decir que su conferencia haya sido lamentable, pero sí ha sido la peor de todas. Realmente han mostrado una decente cantidad de juegos bastante diversificados y de sagas con mucho tirón: aviones, tenis, editores, acción, plataformas, rpg, puzzles… Hay para todos los gustos, y a todos esos que pongan a parir a Nintendo les quiero recordar las conferencias que se marcaron hace unos años con Wii en aquella época casual en la que los bongos, los just dance y los "imagina ser…" eran los protagonistas. Ahora es casi todo para el jugón clásico, y este año juegos como Star Fox, Mario rpg con Paper Mario o Mario Tennis, gráficos aparte, son titulazos, a los que hay que añadir pesos pesados como Xenoblade o Fire Emblem.

    Imagen

    Lo que ocurre es que, juegos aparte, creo que la conferencia estuvo llena de errores de planificación y de marketing, y sobre todo, los Nintendo Direct son muy bonitos pero le hacen un daño brutal a Nintendo de cara a cada E3. Creo firmemente que Nintendo debería considerar seriamente el eliminar los Directs, al menos los próximos a los E3, y volver a las conferencias de toda la vida en directo y con público. Los shows pregrabados con marionetas y amiibos de Iwata y Reggie luchando están muy bien, pero eso no es lo que la gente quiere ver, en un E3 la gente quiere ver juegos y sólo juegos, y todo lo demás, sobra, por muy bien hecho o muy currado que esté.

    Y es que aquí empiezan los errores de planificación, realmente Nintendo tenía material de sobra para emitir en su conferencia, incluso de juegos que ni han mostrado, pero prefieren reducir eso para rellenar con videos absurdos, gente malgastando minutos hablando, y largos homenajes a aniversarios que no interesan a nadie. Después tenemos errores tan garrafales como enseñar un Metroid ridículo cuando los aficionados llevan tiempo clamando al cielo por un Metroid serio, poco más que un insulto a los aficionados. El Zelda de chiste que enseñaron no es lo mismo porque al menos la gente ya sabemos que el Zelda serio sí está en desarrollo. Para estas cosas alguien debería decirle a Nintendo que hay que tener un poco más de tacto.

    Después está el tema marketing, anuncian todo un bombazo como Ryu para el Smash bros y que encima está disponible desde el mismo momento del anuncio y me lo anuncian el domingo, sabiendo que habiendo cerrado la conferencia del E3 con ese anuncio la cosa habría sido muy distinta, incluso esa caída tan grave en bolsa de Nintendo quizás no habría sido tan acentúada de haber dejado el anuncio de Ryu para el bombazo final de la conferencia. Se trata en mi opinión de un error de marketing y planificación garrafal, suficiente para el despido inmediato al lumbreras que lo haya planificado así.

    Muy mal, una conferencia muy mal hecha que aún así y en mi opinión no debería empañar la labor general de Nintendo que en mi opinión está siendo muy buena. Tiene todo un titulazo en las fases finales de desarrollo que a nivel personal es el juego que más espero en mucho tiempo, Super Mario Maker, algo diferente a lo habitual que a buen seguro va a dar muchísimas horas de juego. El E3 para Nintendo es un suspenso, pero el futuro inmediato de sus juegos inmediatos es inmejorable.

    Imagen

    Square-Enix: Creo que son los tapados, puesto que tras Microsoft, creo que son los segundos que mejor lo han hecho. Nuevo Hitman, Kingdom Hearts 3, el remake de Final Fantasy VII, Rise of the Tomb Raider, Bravely Second…. Realmente impresionante el nivel que está mostrando Square-Enix tras llevar muchos años medio muerta. Particularmente Kingdom Hearts 3 es mi gran sueño, el único juego rpg de acción real que ha conseguido enamorme desde que existen las 3 dimensiones, que se dice pronto, así que lo espero con agua de mayo. Gráficamente no ha sorprendido mucho, pero no es un juego que lo necesite. El remake de Final Fantasy VII era muy deseado por los fans, y además no va a limitarse a un "copia y pega" sino que le están metiendo horas mejorándolo y no sólo a nivel gráfico. Rise of Tomb Raider impresionante, para mí el mejor juego de la feria, y el regreso de Hitman también muy esperado puesto que aunque soy nuevo en esta franquicia he de decir que Hitman Absolution me pareció una maravilla de juego. Lo dicho, Square-Enix se ha marcado un evento brillante.

    Imagen

    Conclusión: Un E3 excelente, donde se han juntado la mayoría de franquicias más importantes de la actualidad, y donde la peor parada ha sido Nintendo, por otra parte sin ser tan exageradamente desastroso como mucha gente lo pintan. La cantidad de buenos juegos que Nintendo está desarrollando de forma simultánea es totalmente inalcanzable para cualquier otra compañía, y aunque escasos han habido muy buenos anuncios. Los reyes de este E3 han sido Microsoft y Square-Enix, y respecto a juegos Rise of The Tomb Raider, Kingdom Hearts 3 y Super Mario Maker son para mí los grandes atractivos, con Star Wars Battlefront como la gran sorpresa. Sony ha estado mucho más flojita de lo que la gente piensa, y lo de PS Vita me parece deleznable. De juegos de PC no opino porque sinceramente es la única conferencia que no he visto y me imagino que casi todos se basarán en juegos de Microsoft y multiplataformas para las consolas. No me quiero dejar en el tintero destacar juegos de primera línea que no les he dado mucha comba por no hacer esto interminable como Gears of War 4, Uncharted 4, The Division, Forza 6, Halo 5, Star Fox, y alguno más que seguro que se me olvida.

    Y por cierto, algo que dije desde antes de empezar la feria, y una vez ha finalizado, me reafirmo. Si tengo que resumir todo el E3 2015 con una sóla imagente, ahí lo teneis… ¡¡¡Hadouuuken!!! :P

    Imagen
  8. Akumoso

    Muy bien tú también Rodri, mejor tarde que nunca :mubien:

  9. Vorador

    Rodrigo como siempre en su mundo paralelo xD.

  10. Wesker

    Virgen santa, Rodrigo xD Te vamos a dar de correazos por decir lo de Doom 4 y alguna perla más :lol:

  11. Rodrigo

    Os recomiendo pasaros por otros foros, al Doom 4 lo están poniendo bien a caldo, si lo raro aquí es que a vosotros os guste que un juego que debería ser oscuro y con sustos se parezca a Call of Duty. :P

  12. Rodrigo
    Rodrigo escribió:Os recomiendo pasaros por otros foros, al Doom 4 lo están poniendo bien a caldo, si lo raro aquí es que a vosotros os guste que se parezca a Call of Duty. :P
  13. Wesker

    Pero es que tu lees Meristation, Rodrigo xD

  14. Vorador
    Rodrigo escribió:a vosotros os guste que un juego que debería ser oscuro y con sustos se parezca a Call of Duty. :P

    Sólo has jugado a Doom 3, no? :moon:

    Si quieres terror compra el Alien Isolation o el Evil Within. La gente criticó el Doom 3 precisamente por parecerse muy poco a lo que era la saga, y este nuevo juego vuelve a las raíces con acción desenfrenada y hordas de enemigos, por eso la reacción ha sido buena.

  15. Lechugaman

    Los dos primeros Doom no eran juegos muy oscuros o de asustarse mucho, sino de masacrar bichos feos a millares. De hecho lo más criticable de lo que han enseñado del nuevo Doom, en mi opinión, es el bajo número de enemigos que aparecen. Aunque supongo que será uno de los primeros niveles, así que no será demasiado representativo. Acordaos de algunos de los niveles finales del primer Doom, en los que igual te salían de frente ocho cacodemons a la vez mientras una horda de imps y lost souls te daba por saco por la espalda…

  16. mikros

    A mí lo que me horrorizó de Doom es que se veía ridículamente torpe en el trailer y otra demo que enseñasteis, porque ambos vídeos estaban jugados con un mando. No sé si han enseñado algún gameplay con teclado y ratón, porque la verdad es que esos que enseñaron… :facepalm:

  17. Rodrigo
    Vorador escribió:

    Rodrigo escribió:a vosotros os guste que un juego que debería ser oscuro y con sustos se parezca a Call of Duty. :P

    Sólo has jugado a Doom 3, no? :moon:

    Si quieres terror compra el Alien Isolation o el Evil Within. La gente criticó el Doom 3 precisamente por parecerse muy poco a lo que era la saga, y este nuevo juego vuelve a las raíces con acción desenfrenada y hordas de enemigos, por eso la reacción ha sido buena.

    He jugado y terminado todos, entre SuperNes y GBA y PC, y creo que el camino que tomó Doom 3 fue el correcto (salvo meter a Tomás Rubio), volver a esta saga genérica como un Call of Duty más pero con bichos me parece un error garrafal, y como digo no es una opinión mía sino bastante más extendida de lo que pensáis por aquí.

    Y no, leo muchas más cosas aparte de meri, también soy mucho de eol, gamekyo, ign, o mi gran amigo "google". Tampoco cometamos el error de pensar que en meri sólo hay críos de 15 años sin idea ni historia en videojuegos. :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *