«

»

Nov 26

Nuevos contenidos para Project Cars

Project Cars

Project CARS sigue con su compromiso de ofrecer contenido nuevo y actualizaciones a través de su programa ON DEMAND. Hoy se ha lanzado el circuito de expansión Classic Lotus, que incluye cuatro coches clásicos del equipo Lotus y tres ubicaciones históricas en las que conducirlos. Además, los aficionados obtendrán un coche gratuitamente: ¡el Lotus Type 49C Cosworth de 1970!

Lotus Type 49C Cosworth de 1970

El Lotus Type 49C fue la última versión del muy exitoso Lotus 49 en la que trabajó el equipo Lotus. Un coche que arrasó en la Fórmula 1 en 1967.

El 49C hace uso, una vez más, del motor Cosworth DFV V8 y está equipado con alerones trasero y delantero, lo cual marca la diferencia con respecto al diseño original sin alerones del Type 49 y lo aproxima al nuevo diseño aerodinámico que daría lugar al Lotus 72.

 

Lotus Type 40 Ford de 1965

El Lotus 40 fue el último intento del equipo Lotus de entrar en la competición deportiva. Se trata de una versión mejorada del Lotus 30, un vehículo sin capota diseñado principalmente para competir en la serie Can-Am norteamericana.

El Lotus 40 estaba potenciado por un motor Ford 351 Ford V8 y se crearon tres chasis del mismo. Lo condujeron los pilotos de Lotus Richie Ginther y Jim Clark, así como el legendario piloto norteamericano A. J. Foyt.

 

Lotus Type 25 Climax (F1) de 1963

Diseñado por Colin Chapman para participar en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 1962, el Lotus 25 fue el primer coche de competición de la historia en usar un chasis monocasco. Esto asentaría un estándar que se sigue usando todavía a día de hoy.

Con un motor Coventry Climax, este coche tuvo su gran debut en el Gran Premios holandés de 1962 y ayudó a Jim Clark a ganar su primer Gran Premio en Spa, aquel mismo año. El 25 se usó hasta 1965, con un exitoso historial de 14 carreras ganadas y 17 poles.

 

Lotus Type 38 Ford (Indy) de 1966

El Lotus 38 se hizo famoso por ser el primer coche de motor central en ganar el legendario Indianápolis 500. Diseñado por Colin Chapman y Len Terry, este vehículo contaba con la potencia del motor de inyección Ford V8, capaz de generar unos 500 CV.

Jim Clark llevó al coche a la victoria en el Indianápolis 500 de 1965, con lo que demostró la superioridad del concepto de motor central y puso fin a los vehículos de motor delantero en la competición de Indycar. Se crearon un total de diez chasis del Lotus 38 y muchos de sus elementos se trasladaron al Lotus 49 de Fórmula 1.

 

Lotus Type 51 (FF) de 1967

El Lotus 51 Formula Ford se basa en el Lotus 31 de Fórmula 3 y se convirtió en uno de los coches de competición más exitosos de la compañía. El 51 acercó la ingeniería y la experiencia de competición de Lotus a jóvenes pilotos que estaban deseando subir puestos en la clasificación.

Este coche se convirtió en un gran éxito comercial y se crearon un total de 218 chasis. Con él, los pilotos podían acceder a un coche que era tanto económico como resistente y espectacular a nivel técnico.

 

Rouen les Essarts

Rouen les Essarts era un legendario circuito de competición que se encuentra cerca de la ciudad francesa de Rouen. Dicho circuito era un fijo en todos los calendarios de competición internacional de los años 50 y 70.

El circuito hacía uso de carreteras públicas y, en su época, estaba considerado como uno de los mejores y más espectaculares circuitos de Europa. Su trazado de 6,5 kilómetros incluía desafíos tales como una curva en U adoquinada o varias curvas cerradas muy rápidas, pero sin muchas zonas de aceleración directa. Esto castigaba notablemente los errores del piloto.

Hace ya mucho tiempo que se ha dejado de competir en Rouen en el mundo real, pero Project CARS ofrecerá a todo el mundo la posibilidad de competir en uno de los circuitos más emocionantes de toda la historia.

 

Hockenheim clásico

Aunque el circuito alemán de Hockenheim sigue siendo un entorno famoso para los turismos y los vehículos de Formula 1, el Hockenheim clásico era una bestia muy diferente al circuito moderno del Gran Premio.

La trazada clásica del circuito combinaba una sección sinuosa llamada el «Motodrom», así como largas rectas que atraviesan el bosque alemán. El circuito clásico de Hockenheim era famoso por ser capaz de ofrecer algunos de los enfrentamientos más emocionantes que se hayan visto nunca en el mundo de la competición.

Al combinar dos características muy diferentes, los pilotos tenían que tomar una decisión importante: ¿ir a la máxima velocidad posible o sacrificar un poco de velocidad a cambio de tener un poco más de agarre en las zonas más sinuosas? Será fundamental acertar con la respuesta para triunfar en el circuito clásico de Hockenheim.

 

Silverstone clásico

La versión clásica de Silverstone es muy diferente al circuito del Gran Premio moderno. Los pilotos de Project CARS regresarán a la época en la que el circuito de Fórmula 1 británico todavía conservaba gran parte de su pista de aterrizaje original.

En su época, Silverstone era un circuito de velocidades extremas que desafiaba a los pilotos con un trazado de 4,7 kilómetros que se completaba muy rápido. Aquí han dejado su impronta pilotos legendarios como Becketts, Abbey, Woodcote o Corpse, nombres que son sinónimo de buena conducción en Reino Unido y en todo el mundo.

 

Vuestra carrera de Project CARS también se ampliará con dos fascinantes eventos por invitación: el desafío Lotus Vintage GT y el desafío Lotus Vintage Formula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *