«

»

Dic 28

(Inocentada) Kojima rompe su silencio: tenía que salir de ese infierno si no quería convertirme en otro Iga

kojima

La reciente salida de Konami por la puerta de atrás del genio creador de videojuegos tan relevantes para la industria como Snatcher o Policenauts levantó toda una serie de rumores que nadie aclaraba, ahora tras unos días de tranquilidad por fin Hideo Kojima revela los motivos de su despido forzado.

“No quería pasar por lo mismo que Iga, nadie debería pasar por ese infierno”.

Afirma Kojima haciendo referencia a su ex-compañero en Konami al que la compañía fue relegando de su posición como revitalizor de la saga Castlevania a desarrollar videojuegos con cada vez menos recursos que tuvieron su punto culminante en la versión para las consolas virtuales de Microsoft y Sony.

“Al ver el aspecto de Iga tras ser obligado a realizar el Castlevania de Wii estuve sin poder dormir 8 días”.

relata Kojima en la revista japonesa Nippon Nihonjin, añadiendo que ese fue un punto de inflexión en su perspectiva para la realización de videojuegos.

“El origen del problema fue que Tomonobu Asakawa, un CEO que por pura envidia de su sombrero de pistolero le hacía la vida imposible a Iga se vio reflejado en el enemigo Balore del juego Castlevania: Aria of Sorrow, a partir de ahí comenzó el acoso y derribo del desarrollador al que asistimos todos los demás equipos como espectadores sin poder hacer nada para evitarlo”.

balore

Tomonobu Asakawa adaptado por Iga

Según el relato de Kojima a Konami no le bastaba con que llevase realizando el mismo juego con diferentes gráficos durante 20 años, Kojima ya no sabía como hacer que fuese un fracaso en ventas y así le dejasen volver a su género favorito, las batallas de robots en el espacio, pero tras comprobar que cada entrega de Metal Gear Solid era un éxito de ventas Kojima se hundía más y más en un estado de desesperación por que sabía que era una simple cuestión de tiempo que Tomonobu Asakawa se fijase en él como centro de su envidia y así fue.

“Me decía que el guión no era lo suficientemente atrayente, que me centrase en él y dejase de lado la jugabilidad. Me hizo ver la filmografía de David Lynch de seguido, incluso tuve que ver Mulholland Drive 3 veces para adaptarla al argumento de la cuarta entrega de Metal Gear Solid, estuve a punto de saltar por la ventana antes de terminar el primer visionado”.

Duras palabras para definir un ambiente de trabajo estresante y opresor las usadas por Kojima, lo cual desembocó definitivamente en una necesidad imperiosa de salir de Konami como fuese cuando vio venir a Tomonobu Asakawa con la serie Renegado de Lorenzo Lamas bajo el brazo para estudiar como se implementaría en la última entrega de Metal Gear Solid. Tras ese juego en el que Kojima casi perdió la poca cordura que le quedaba tras ver tantas veces el opening de la serie tuvo claro que tenía que salir de Konami como fuese antes de ir por los pasillos con una capa y colmillos falsos, como había visto a Iga.

“Renuncié a mi finiquito de final de contrato, esos 64 millones de dólares me habrían venido bien para recuperar mi creatividad tras tanto tiempo perdida pero estaba en un momento en el que mi salud no podía arriesgarse con lo próximo que trajera Asakawa para adaptar al nuevo motoro gráfico para Metal Gear Solid. Tenía que irme de allí y renuncié a todo, el miedo pudo más que yo.”

Una dura experiencia la de Kojima que es bastante habitual en el mercado de trabajo del videojuego japonés, esperemos que con sus palabras algo cambie, aunque sean las películas y series usadas para el argumento de los juegos de Konami.

2 comentarios

  1. Wesker

    Pobre Hideo :( Y mira que logró colar a medio escondidas los remasters de Zone of the Enders a ver si le dejaban dedicarse a lo suyo, pero como los ports fueron tan mierderos no sirvió de nada…

    Se rumorea que dejó sin acabar el capítulo 3 de Metal Gear Solid V, basado en Forest Warrior de Chuck Norris :(

  2. ebolbe

    Yo quiero un juego de kojima basado en Texas ranger

    Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *