«

»

May 09

Análisis: Super Meat Boy

super_meat_boy_001

Sorprende como un juego como Super Meat Boy que, con poco presupuesto, pueda seguir teniendo gancho después de casi seis años en el mercado desde que salió en Xbox Arcade Live. Gracias al trabajo de Blitworks por adaptarlo a Wii U y a habernos facilitado una copia para su análisis me dispongo a comentaros mis impresiones. ¿Me acompañas para analizarlo?

La historia que recoge este juego comienza con Meat Boy, un juego realizado en Flash creado por Edmund McMillen y programado por Jonathan McEntee para el portal web Newgrounds en 2008. El juego consigue mucha fama, llamando rápidamente la atención de Nintendo y Microsoft para llevarlo a sus plataformas. Con el interés puesto en ambas empresas, Edmund McMillen prepara el desarrollo de Super Meat Boy, encargadose del diseño de las fases, junto con el programador Tommy Refenes, que en ese momento estaban trabajaban en otro proyecto en Flash con el nombre Grey Matter. A su vez se incorporan el compositor musical Danny Baranowsky y Jordan Fehr.
Después de algunos problemas con Microsoft y los tiempos de entrega, consiguen lanzar el juego en Xbox Arcade Live y más tarde a PC a través de Steam en el año 2010. Tristemente el juego iba a llegar a Wii pero las rígidas imposiciones de Nintendo sobre el tamaño de los juegos descargables provocaron que quedase cancelado y los usuarios se perdieran el poder disfrutarlo. No obstante a partir de ahí se comenzó a llevar el juego a múltiples plataformas: Linux, OsX, Android, iOS, Playstation Vita, Playstation 4 y después de mucho tiempo, llega a una consola de Nintendo: Wii U. ¿Y que tiene este juego para llevar esta trayectoria? Sí tuviera que usar dos palabras serían: Retro y Adictivo.

super_meat_boy_002

¿De que va el juego? Pues tampoco te esperes una historia profunda de un RPG, porque es tan sencillo como una aventura de Super Mario Bros: Debemos de rescatar a nuestra novia Bandage Girl de los “maltratos” que sufre a manos del Doctor Fetus, el archienemigo de Super Meat Boy. El juego está compuesto de unas 300 fases, divididas en varios mundos llenos de peligros y desafíos que podrán al límite nuestras habilidades con el mando. Durante la aventura iremos desbloqueando nuevos escenarios y también personajes de otros juegos indie, algunos de ellos con habilidades únicas. Además estas colaboraciones ofrecen cambios gráficos en los niveles para dar mayor variedad al conjunto.

super_meat_boy_003

La base del juego es simple: correr y saltar. Nada más. Empezamos en un punto inicial y tenemos que llegar en el menor tiempo posible al lugar donde nos espera Bandage Girl. Por supuesto, llegar hasta ella no será un camino de rosas: Pinchos, precipicios, pozos de lava, misiles, sierras eléctricas y muchos más peligros nos pondrán a prueba para ver si somos capaces de lograr el mejor tiempo. Incluso más adelante lo más seguro es que perderemos la vida una y otra vez ante tantas trampas, pero también podremos intentarlo todas las veces que queramos, de forma rápida, sin interrupciones, para mantener la frenesí de superar la fase. Una vez superada la fase nos muestra un sistema de repeticiones donde veremos todos nuestros intentos de forma simultánea. Una vez superado las veinte fases del mundo, nos enfrentaremos contra el jefe, que es otro de los aspectos más divertidos del juego. Ningún enfrentamiento es igual, y supone un reto interesante para el jugador. Al superar la fase, permite desbloquear el siguiente mundo.

super_meat_boy_005

En cuanto a las características del juego, nos encontramos ante un juego con una filosofía similar a los juegos clásicos de NES pero adaptado a nuestros tiempos. El juego tiene unos gráficos sencillitos y coloridos, intentando adaptar a un juego de la época de los juegos 90, algo que está de moda en muchos estudios indie y que en este caso permite dotar al juego de un aspecto muy particular y llamativo. La música, acorde al juego, encaja bien y no tendremos la sensación de pesadez o aburrimiento. Hay un aviso importante: Los usuarios que han jugado a Super Meat Boy de PC o Xbox Live se van a encontrar que la banda sonora es totalmente distinta a las versiones de Playstation Vita, Playstation 4 y Wii U. Esto se debe a un problema con los derechos de la banda sonora original, que residen en Danny Baranowsky, el cual rechazó el uso de su música en diferentes plataformas. A priori a muchos les tirará para atrás este aspecto aunque también hay que respetar el trabajo que han realizado con los nuevos temas, que como indiqué antes, encajan correctamente con el juego.
Sobre el diseño de las fases, todas tienen algo nuevo y resultará difícil encontrar dos que se superen de la misma forma. Su curva de dificultad está bien ajustada, preparando auténticos desafíos cada vez que avanzamos, junto a enfrentamientos con jefes de lo más variopintos. La duración del juego como hemos dicho anteriormente, es de unas 300 fases y estaremos bien entretenidos con el juego por mucho tiempo. Aunque los niveles sean cortos, el juego tiene una duración enorme (siempre dependiendo de la habilidad de cada persona, por supuesto) principalmente porque vamos a tener que repetirlas montones de veces hasta lograr superarlas. Super Meat Boy es todo un desafío que puede llegar a desesperarnos pero también nos recompensa con una gran satisfacción al lograrlo y ver como nuestra habilidad se incrementa con cada partida.

super_meat_boy_004

Esto es lo que nos puede deparar cualquier Super Meat Boy que hay en el mercado. Centrándonos en la versión para Wii U, el juego cuenta la opción de Off-TV para que se pueda jugar tanto en la televisión como en la pantalla del GamePad, un buen detalle para los que no disponen siempre de una TV para jugar. Además es compatible con el mando Pro, pensando en los jugadores más exigentes. Pocas más novedades traerá más allá de estos aspectos o el contar con su comunidad en Miiverse puesto que el juego ya tiene todo lo necesario para convertirse en un título interesante y recomendado para los usuarios de Wii U.

En resumen, se trata un juego realizado por un estudio pequeño y que consigue plasmar tres características importantes: Es fácil de aprender (aunque difícil de dominar), es divertido y resulta adictivo hasta decir basta. Aunque la primera sensación al ver el juego extraña, os puedo asegurar que nos encontramos con un título sencillo pero que en el fondo requiere de mucha habilidad. Está realmente diseñado a conciencia y cuenta con múltiples guiños a otros estudios indie. Es adictivo como pocos y centra todos méritos en una jugabilidad a prueba de bombas. La espera ha merecido la pena para los usuarios de Nintendo.

Super Meat Boy llegará el 18 de mayo en descarga en eShop a 13,99 €, contando con una promoción especial por su lanzamiento. Así que no os lo penséis demasiado, especialmente ahora que tenemos un año bastante escaso de lanzamientos en esta consola.

Puntuación:

  • Gráficos: 7 / 10
  • Sonido: 6 / 10
  • Jugabilidad: 10 / 10
  • Durabilidad: 10 / 10

Nota global: 8 / 10

Lo mejor:

  • Enorme cantidad de fases
  • Un homenaje a los juegos retro, plagado de muchos secretos además
  • La jugabilidad es muy simple pero es realmente desafiante

Lo peor:

  • Puede llegar a desesperar a los jugadores menos hábiles
  • En algunos momentos dan ganas de lanzar el gamepad contra la televisión
  • Pocos extras respecto al resto de versiones a pesar de haber tenido que esperar bastante a que llegase

1 comentario

  1. Wesker

    Buen trabajo :mubien:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *