«

»

Abr 09

Análisis: Bomberman R

Acompañando a la nueva Nintendo Switch hemos tenido un nuevo lanzamiento de mano de Konami, un juego que ha llegado por sorpresa en forma de nueva entrega de una saga con muchas batallas a sus espaldas. Hablamos de Bomberman R, un nuevo título que viene a ofrecer a las nuevas generaciones la misma fórmula que décadas atrás entusiasmó a los que ahora peinamos canas.

Bomberman en su forma más clásica. El modo Batalla ofrece escenarios como los de toda la vida.

Para los más despistadillos recordaremos que las mecánicas de Bomberman son bien sencillas. Disponemos de un escenario sencillo basado en cuadrículas que vemos en una perspectiva superior. En nuestro papel como Bomberman podemos desplazar al personaje por el entorno y disponemos de un botón que nos permite colocar una bomba. Pasados unos segundos esta explota, creando llamaradas a su alrededor que se propagan por los pasillos de forma vertical y horizontal; el objetivo, claro está, es valerse de estas explosiones para abrir nuevos caminos y también derrotar a enemigos. Todo ello evitando que nos hagamos daño nosotros mismos, claro.

Esto que puede sonar tan básico y sencillo realmente no lo es y os aseguramos que en más de una ocasión seremos presa de nuestras propias explosiones por no planificar debidamente nuestras estrategias. En Bomberman R la fórmula se aplica de la misma manera, y aunque para esta entrega los escenarios son más complejos y se han aportado nuevas fórmulas, las bases son las mismas. Eso si, también disponemos de algunos power ups para hacernos la vida más fácil, aunque hay que tener cuidado porque también podemos recibir contra-mejoras que nos complicarán la partida.

Mucho cuidado con las explosiones. Podemos salir despedidos si no estamos atentos.

El juego presenta básicamente dos modalidades de juego: La primera es el modo historia, que cuenta con una serie de escenas de animación bastante simpáticas que nos explican como el mundo está siendo amenazado por Buggler y sus secuaces, los denominados Viles Bombers. Los protagonistas, Bomberman Rangers, saldrán a su encuentro parar pararles los pies. En estas escenas podemos ir conociendo a todos ellos y sus particulares personalidades. No es que se trate de un argumento complejo pero si que nos sacará más de una sonrisa. Las voces las escucharemos en inglés aunque los textos están perfectamente traducidos al español, por lo que no vamos a tener ningún problema en disfrutar de todos los diálogos.

Este modo ofrece unos cuantos capítulos formados por una serie de niveles tradicionales que debemos superar para, posteriormente, tener dos enfrentamientos con los Viles Bombers, siendo el primero de ellos en su forma original y el segundo en llamativas batallas contra versiones gigantescas de si mismos. En los niveles tradicionales tendremos diferentes objetivos tales como acabar con todos los enemigos, rescatar a personajes y llevarlos a la meta o incluso tener que encontrar llaves escondidas para abrir la salida. El desarrollo de los niveles es rápido, dinámico y son bastante divertidos. Además, de forma opcional podemos jugar en modo cooperativo, el cual mejora notablemente la experiencia.

Cada partida es diferente, y con 8 jugadores simultáneos es imposible aburrirse.

La segunda modalidad se denomina Batalla, y está pensada para enfrentarnos a otros jugadores en sistemas local y online. Es el planteamiento más clásico del juego y aporta muchísima diversión. Hasta 8 personajes pueden jugar en una única consola mientras que también podemos jugar 4 en dos consolas enlazadas localmente. Este modo supone la máxima adicción al poder pasar muy buenos ratos en compañía de amigos, sin lugar a dudas.

Si pasamos al punto de vista técnico Bomberman R no va a sorprender si tenemos en cuenta a otros juegos de Nintendo Switch, no porque pueda ser malo, que no lo es, sino porque su estilo más propio de los dibujos animados no requiere de grandes detalles o efectos. Pero no nos malinterpretéis, el juego funciona en una nítida alta definición tanto en la televisión como en modo portátil, los gráficos están bien diseñados y cuentan buen detalle e iluminación. Nos habría gustado más que funcionase a 60 fotogramas por segundo que a 30 como lo hace actualmente, pero aun con todo es muy agradable de ver y se presenta como una de las entregas más vistosas de toda la saga.

El modo historia ofrece escenarios más amplios y vistosos.

El sonido por su parte cuenta con animadas melodías que acompañan estupendamente a la acción y nos transportan a la era dorada de los juegos arcade. Nada que objetar a este apartado. Además las voces de los personajes son bastante simpáticas aunque no estén dobladas a nuestro idioma y tengamos que conformarnos con escucharlas hablar en inglés.

En conclusión Bomberman R es un título divertido y cuenta con contenidos suficientes para garantizarnos muchas horas de juego. Cuenta además con una tienda en la que podemos invertir dinero virtual del juego para adquirir nuevos contenidos. Es un título que debemos valorar como una puesta al día de todo un clásico y no como la competencia a otros títulos actuales que puedan resultar infinitamente más complejos en todos los niveles. Bomberman R ofrece jugabilidad pura y dura mezclada con sencillez y mucha simpatía. Ese juego que siempre viene bien para jugar solo o en compañía y que quizás se adapte mejor a un modo de juego portátil que de sobremesa. Su precio, eso si, es quizás demasiado elevado pero os podemos asegurar que os puede aportar mucho entretenimiento tanto si ya habéis jugado a juegos anteriores o es vuestra primera experiencia con la saga. Es bueno ver que aun se hacen juegos así.

Los jefes nos pondrán las cosas muy difíciles. Vencerlos requiere de determinadas estrategias que aportan variedad jugable.

Puntuación:

  • Gráficos: 7 / 10
  • Sonido: 8 / 10
  • Jugabilidad: 9 / 10
  • Durabilidad: 7 / 10

Nota global: 7 / 10

 

Lo mejor:

  • ¡Jugabilidad a prueba de bombas! Nunca mejor dicho…
  • Con una sola consola pueden disfrutarlo muchas personas
  • El modo historia, aunque sencillo, es muy simpático

Lo peor:

  • Gráficamente debería funcionar a 60 fps en lugar de 30, aunque no afecta a nivel jugable
  • Puede quedarse corto para quién espere un juego complejo
  • Su precio puede resultar un tanto elevado

 

Este análisis se ha realizado con un código promocional ofrecido por Konami.

3 comentarios

  1. erick_ags

    El mejor juego de bomberman desde su fiasco llamado Bomberman Zero, ¿alguien recuerda que existio?

  2. Vorador

    Es que desde el Zero tampoco es que haya habido muchos más, al menos en consola. Es bueno ver la saga de vuelta, aunque quizás hubiese merecido algo más de trabajo.

  3. Lechugaman

    ¡Buen análisis! Me alegra que la saga siga con vida. El mundo necesita que sigan saliendo juegos arcade como este. Diversión directa sin complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *