«

»

Jul 15

Análisis: Micro Machines World Series

Seguramente aquellos que ya han formado una familia y/o que ya peinan alguna que otra cana recuerdan con cariño la serie Micro Machines lanzada a principios de los 90 en las consolas de 16 bits. Su planteamiento, muy arcade y directo nos ofrecía alocadas carreras desde una perspectiva superior en las que todo podía pasar. Pues precisamente aquellas sensaciones las podemos recuperar ahora, en pleno 2017, gracias a Micro Machines World Series, el nuevo juego de Codemasters para PC, Xbox One y PlayStation 4.

Cualquier lugar es ideal para competir, como una pista de air hockey.

Lo que vamos a encontrarnos en este nuevo juego no es demasiado abultado en cuanto a contenidos aunque si en diversión. Una vez más volvemos a tener un catálogo de mini vehículos de todo tipo que van desde un coche de policía, una ambulancia, un tanque de los Gi-Joe, un overcraft o una réplica del mítico Aston Martin de 007. Formando un total de 12, todos ellos cuentan su propio comportamiento y, atención, voces dobladas al castellano, cada una con su propia personalidad dependiendo de su temática. Un detalle muy simpático aunque un total un tanto escaso aunque si variado.

Los escenarios por su parte recrean entornos “realistas” formados por cualquier superficie apta para que estas pequeñas maquinitas puedan circular. Por ello podemos estar compitiendo entre los fogones de una cocina, en un jardín, estanterías de madera cortadas sin piedad por sierras o la desordenada mesa de un taller (osciloscopios incluidos), entre muchos otros. Todos ellos bien recreados y ciertamente muy coloridos.

Locura en todo momento. Tanto cochecito chocando y disparándose garantiza un total descontrol.

En cuanto a modos de juego vamos a dividir el juego en dos grandes bloques: modo online y modo local. Dentro del sistema en línea podemos encontrar algo más de cariño dado que contamos con las modalidades Carrera, Eliminación y Campo de Batalla; siendo la primera una competición para un máximo de 12 jugadores y en la que contamos con power ups con los que tratar de molestar a nuestros rivales y poder llegar a la meta en primera posición. Eliminación es parecido aunque los competidores son eliminados si son atacados, se salen de la pista o se quedan rezagados. Finalmente Campo de Batalla cuenta con sus propios escenarios, cada vehículo tiene sus propias habilidades y se trata de un modo todos contra todos en el que debemos destruir a tantos enemigos como podamos en un tiempo determinado. Para darle variedad se incluyen los submodos Captura la Bandera y Rey de la Montaña en el que competiremos por equipos.

Gracias a nuestras victorias conseguiremos algunos contenidos más como el modo competitivo online y también se ofrecen eventos especiales de vez en cuando. Como decimos, el juego se centra en ofrecer diversión online aunque también es posible jugar en solitario o con amigos a nuestro lado, como se hacia hace 20 años.

Cada vehículo tiene su propia personalidad y voz. No son muchos pero si muy variados y graciosos.

Si decidimos jugar de manera local los modos que tenemos a nuestra disposición son Eliminación, Todos contra Todos y Carrera; y en ellos es posible enfrentarnos tanto a jugadores de carne y hueso sentados a nuestro lado, como a enemigos controlados por la IA. Por desgracia esta IA carece de ajustes y siempre tendrá el mismo nivel… en teoría, dado que a veces son unos ases al volante y otras ocasiones comenten fallos bastante evidentes. Aun con todo y siempre teniendo en cuenta que el juego se centra en la modalidad online, si que se ofrece una alternativa local para aquellos que prefieren no conectarse.

Visualmente Micro Machines World Series es correcto dado que funciona a 1080p en consolas (en PC tanto como nuestra máquina pueda dar de si) pero desgraciadamente a 30 fps, incluso en una PlayStation 4 Pro, lo cual se nos antoja inexplicable. Los modelos de los coches son bastante buenos y los circuitos están recreados con un nivel de detalle bastante alto. Todo es muy colorido y simpático además. No se le puede pedir mucho más a un juego como este.

En cuanto al sonido, tenemos melodías bastante cañeras y animadas y unos rugidos para los motores bastante contundentes, más de lo que cabría esperar para un juego así. Un punto a favor es que cuenta con la totalidad de las voces dobladas al castellano, que si bien no son muchas se agradece para lograr crear un mejor clima a la hora de echarnos unas risas con los amigos.

Los más veteranos reconocerán multitud de referencias a los años 90. Es un juego de aquella época puesto al día técnicamente.

En conclusión podemos decir que Micro Machines World Series es un juego que no aspira a competir con los grandes del género como podrían ser Mario Kart 8 Deluxe o WipEout sino que ofrece un retorno a los 90 con una idea sencilla, directa y especialmente divertida. Técnicamente cumple aunque nos duelen esos 30 fps que deberían haber sido 60 y por su parte los contenidos son bastante escasos; también cuenta con un control durillo y una dificultad que puede resultar elevada para el público al que va destinado. Nos habría gustado tener más vehículos, pistas y modos, aunque con lo que tiene nos garantizamos unas buenas risas jugando con amigos. No es ni más ni menos que un remake de los juegos originales para bien y para mal, y aunque cuenta con puntos negativos no se puede negar que ofrece una propuesta original y divertida.

 

Puntuación:

  • Gráficos: 7 / 10
  • Sonido: 8 / 10
  • Jugabilidad: 6 / 10
  • Durabilidad: 5 / 10

Nota global: 7 / 10

 

Lo mejor:

  • Completamente centrado en la jugabilidad, como los clásicos de antaño
  • Cuenta con modos online para prolongar su vida útil
  • Cuenta con voces en castellano

Lo peor:

  • Pocos contenidos y modos de juego
  • El control requiere bastante práctica
  • ¿30 fps en consolas? ¿Incluso en PS4 Pro? Injustificable

 

Este análisis se ha realizado con una copia promocional para PlayStation 4 ofrecida por Koch Media.

1 comentario

  1. NeoRock

    Ostia, ¿es ese el Tragabolas? :lol:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *