«

»

Oct 01

La reflexión: ¿Sin juegos monojugador en el futuro?

Que tiempos aquellos en los que uno juntaba sus ahorros durante meses esperando con impaciencia la llegada de aquel juegazo del momento para posteriormente acudir a la tienda a comprarlo, abrirlo ya en casa, con aquel característico olor a nuevo, ponerlo en la consola y a jugar.

Quizás el juego se pudiese terminar en una sola tarde, dos a lo sumo, pero aquello era todo un evento y sin duda alguna había muchas horas de rejugabilidad por delante.

Quizás muchos ya no tengan que esperar tanto para adquirir ahora una novedad pero por aquel entonces la mayoría de los juegos se disfrutaban en solitario, aunque siempre estaban aquellos de carreras, peleas o deportivos que nos invitaban a sentar a un amigo a nuestro lado y pasarnos la tarde entre piques y risas. Lo de jugar online con un señor de otro continente no se contemplaba, ni hacia falta.

Fue con Dreamcast cuando las consolas comenzaron a coquetear en serio con el juego online. Ya teníamos títulos como Quake III Arena funcionando online aunque incluso entonces la consola incluía 4 puertos para mandos para partidas locales y multitud de juegos estrella se disfrutaban en solitario.

 

Esto ha venido cambiando en las dos últimas generaciones hasta tal punto que raro es el juego que actualmente ofrece una experiencia completa en solitario. El juego online está presente en todo: desde un Resident Evil a God of War o The Last of Us, da igual el tipo de juego que sea que raro es no encontrar su correspondiente modo multijugador para complementarlo… o en algunos casos casi sustituirlo. ¿Acaso no es cierto que, por poner un ejemplo, la campaña de cualquier Call of Duty no se considera un extra estando la “chicha” en el multijugador?

No cabe duda de que un sistema online permite estirar la vida útil de un juego más allá que cualquier modo en solitario, pero no nos engañamos… las compañías saben que si ofrecen una experiencia adictiva y de larga vida, ellos pueden ir proporcionando contenidos -de pago, por supuesto- durante mucho tiempo, meses e incluso un año con el que seguir redondeando las cuentas. Esto se aleja de las campañas para un jugador en las que comienzas, acabas y se acabó.

Podría parecer que las compañías son muy malvadas y tratan de aprovecharse de nosotros… y no digo que no sea cierto en algunos casos, pero nadie nos ha obligado a nada. Somos nosotros los que muchas veces demandamos más contenidos de este tipo ya sea pidiéndolo abiertamente en redes sociales o de una forma más pasiva, pasando por caja a la vez que aceptamos sus reglas. A nadie le extraña ya que se anuncie un juego junto a su correspondiente pase de temporada sumando 20 o 30 euros más a algo que de por si ya nos vale 60€.

 

Ejemplos hay muchos. Tenemos juegos de acción como Battlefield con toneladas de DLC orientados a su modalidad online. Multitud de trajes para Street Fighter V o Dead or Alive 5 que no sirven más que para dar una imagen a otros jugadores al pelear online; por no hablar incluso de los juegos como Overwatch, que ofrecen periodicamente su nuevo paquetito de contenidos… por cierto, Overwatch es, como algunos otros títulos, juegos que no se pueden disfrutar en solitario. Al final, como digo, todo se orienta al online y la fantástica oportunidad que ofrece para colarnos montones de pagos extra.

Decían los señores de NPD que si planeas sacar un juego exclusivamente monojugador más te vale que sea un trabajo redondo tipo Horizon Zero Dawn o no va a resultar rentable. Pues esto que podría parecer un disparate no está nada alejado de la realidad. Ya estamos viendo como incluso Uncharted, saga por excelencia centrada en experiencias para un jugador, ya tiene su correspondiente modo online. ¿Realmente es positivo todo esto? ¿Realmente queremos olvidarnos de este tipo de juegos en un afán de competir y competir online? Personalmente creo que es una pena perder a los clásicos para un jugador y por ejemplo Nintendo aun continúa ofreciendo juegos para disfrutar en solitario entre sus más queridos y mimados productos: Super Mario Odyssey es un ejemplo de ello, pero no olvidemos que recientemente han publicado juegos como Mario Kart 8 Deluxe, Pokkén DX, Splatoon 2 o Arms, que si bien se pueden disfrutar en solitario están plenamente centrados en su componente multijugador y competitivo. Y es que es lógico, van a empezar a cobrar por usar el juego online en Switch (si, todo sea por hacer pasar por caja al jugador tantas veces como sea posible) y les interesa contar con un nutrido catálogo de opciones que justifiquen su pago.

 

Así que al final, si hacemos un repaso a lo que teníamos, lo que hemos estado viendo en los últimos 10 años y el camino que está tomando todo esto en la actualidad parece evidente que el futuro pasa por el multijugador, los contenidos descargables continuos (y en algunos casos inadmisibles como los más de 600 euros que cuesta tener todo el DLC de Dead or Alive 5) en lugar de ofrecer contenidos en buena cantidad para jugar en solitario. El online no tiene nada malo por si mismo, es fantástico para darle una mayor vida útil a un juego, pero parémonos a pensar… ¿Que pasará cuando alguien que compró Overwatch quiera jugarlo dentro de 20 años? Que muy posiblemente tendrá un disco inútil ya que sus servidores estarán cerrados y/o nadie lo jugará. O sin necesidad de irnos hacia adelante en el tiempo… ¿si alguien no tiene una suscripción online le merece la pega comprar un juego como Battlefield 1? Si, es una campaña muy impactante pero podemos terminarla en un par de tardes y no es que sea especialmente rejugable. 60€ por ello se nos antoja un tanto cuestionable.

 

Con todo esto no pretendo obligar a nadie a disfrutar los juegos de una manera u otra, pero si que sería interesante pararnos a pensar que estamos pidiendo a la industria y que estamos dispuestos a aceptar. No olvidemos ejemplos recientes como el de Street Fighter V, saga mimada de Capcom que por siempre jamás había sido lo mejor de lo mejor en su terreno y que ahora cuenta con un juego carente de contenidos y centrado en torneos online y en querer convertir a todos sus seguidores en jugadores profesionales para hacer caja con los Capcom World Tour, que tanto dinero mueven. ¿Y que pasa si esto no funciona? Pues como en otros tantos ejemplos que quienes no acepten el modo multijugador se quedan con un producto vacío, incompleto y poco menos que inútil.

Personalmente sigo disfrutando mucho jugar en solitario y creo que no se deberían perder experiencias tan gratificantes como las que nos han dado juegos míticos como Metal Gear Solid 3 (que ya introdujo el online por vez primera en la saga, recordemos), Resident Evil 4, Final Fantasy VII o montones de clásicos más. Por supuesto que siempre se agradece competir online a WipEout o cualquier juego de peleas que se precie. Faltaría más. Pero por favor, que esto no signifique sacrificar uno de los aspectos más significativos de los videojuegos.

¿Vosotros que opináis?

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Lenneth

    Buen tema de debate, y calentito. Como todo, ambas partes tienen razón en algunas cosas y se equivocan en otras. Es verdad que los juegos single player tienen cada vez menos sitio, pero que sea verdad no lo hace algo bueno, y lo peor es que la culpa no de de las compañías (que por norma general se limitan a seguir el camino del beneficio fácil y rápido), sino de la gente que pica con apuestas que hace no muchos años hubieran sido consideradas free to play, hoy vendidas a 60€.

    Personalmente seré meridianamente clara; estoy en un punto en el que la inclusión de multijugador en un juego me parece a priori un punto negativo.

  2. Klarth

    El modo online está muy bien, ya que añade más contenido y vida útil al juego… eso si, siempre que sea un modo extra y nada más. Por poner un par de ejemplos, God of War Ascension, la saga Uncharted, la saga Assassin's Creed o The Last of Us ofrecen modos online pero sin dejar de cuidar el modo historia, campaña o como lo querais llamar. De hecho, podríamos decir que el alma de estos juegos reside en su modo 1P y el online no deja de ser un extra que da más vida útil al juego y punto. Así debería ser siempre.

    El problema es con juegos como Splatoon o, desde hace ya unos cuantos años, la saga Call of Duty. Son juegos muy buenos, pero centran la experiencia jugable en el modo online, dejando unas campañas pobres, con lo cual no son títulos nada recomendables para los que buscan una experiencia monojugador. Creo que un buen título debe cuidar ambos aspectos.

    Y por último, me parece bien que coexistan con los juegos “de toda la vida” juegos centrados única y exclusivamente en el juego online, pero siempre que no dejen de salir juegos que ofrezcan experiencias completas para un jugador. Espero que el futuro no se centre únicamente en juegos online.

  3. Zabel Babelrock

    Yo lo tengo bastante claro, aunque soy consciente de que voy 'a contracorriente' en este tema: un juego que únicamente se pueda jugar on-line no tiene hueco en mi estantería, ya sea física o virtualmente.

    Hará casi una década, un amigo me regaló el primer Guild Wars (un juego parecido al WoW), y tras varias expansiones con sus interminables horas de diversión y cachondeo en línea, cerraron sus servidores; algo lógico, pues se había anunciado su segunda parte y tras muchos años el cambio era inevitable… Pero no por ello fue menos mosqueante tener que dejar de jugar a un juego que te tiene enganchado, y eso habiendo pagado por las expansiones y demás. Tengo entendido que el GW vuelve a estar disponible en Steam y que su comunidad de jugadores, aunque pequeña, sigue dando caña, pero maldita la gracia que me haría volver a pasar 'por caja' sin la seguridad de que no vuelvan a chaparlo todo otra vez.

    Resumiendo: que el on-line siempre es un añadido agradecido, pero un juego sin off-line tiene una caducidad limitada, y no es lo mismo que comprar yogures. :tf:

  4. Vorador

    Es complicado porque se está viendo que el hacer AAA online tampoco es que sea la panacea: Lawbreakers de CliffyB ha sido un fracaso tremendo, como lo fue Evolve, como lo está siendo el de Mercury Steam…no por ser online has dado con la tecla. Pese a lo que digan estos informes, la competencia es igualmente fiera en ambos espacios, monojugador y multijugador, y el mero hecho de gastar mucho dinero no te garantiza un juego de éxito, mientras que otros empezando desde abajo como PUBG se convierten en auténticos fenómenos.

    No creo que haya una receta de la poción mágica que de repente dé el éxtio, son muchos factores y variables a menudo impredecibles…

  5. Lechugaman

    El único juego al que alguna vez he jugado online de forma continuada ha sido el SFIV. No es una forma de jugar que me guste, así que ya podéis haceros una idea de lo poco que me entusiasma que cada vez se dé más importancia a este aspecto. Pero tampoco estoy muy preocupado. No creo que vaya a dejar de haber juegos monojugador, por mucho que puedan llegar a convertirse en algo minoritario.

  6. Fergediento

    Nunca pero nunca jamás me gusto jugar on line… Siempre ame jugar historias, ver finales, etc etc… Para mi gusto la era actual dejo de ser tan importante por este motivo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *