Metal Slug 4

Descripción: Análisis del juego Metal Slug 4 para Arcade

Categorías: Arcade

Enlace a este artículo: Seleccionar todo

[url=http://www.gamespek.com/foro/app.php/kb/viewarticle?a=434&sid=a47757da0a81acb2febbcfb3863749bd]Enciclopedia - Metal Slug 4[/url]

METAL SLUG 4

Imagen
    - Compañía(s): Mega Enterprise
    - Fecha de salida: 19 / 07 / 2002
    - Sistema: Arcade
    - Jugadores: 2p
    - Género: Acción


    La cuarta entrega de la famosa franquicia Metal Slug apareció en el año 2002, es decir, poco después de que la antigua SNK se declarara en bancarrota. El juego fue desarrollado por la compañía coreana Mega Enterprise con la colaboración de la japonesa Noise Factory, que se encargó principalmente del apartado sonoro del título. Por desgracia, como veremos, el resultado final quedó muy lejos de alcanzar el nivel de calidad de cualquiera de las entregas anteriores de la saga.

    La historia del juego presenta a una organización terrorista llamada Amadeus que ha creado un virus informático que le permite controlar las armas militares internacionales (menudo pedazo de virus, ¿verdad?). Como es obvio, Amadeus piensa utilizarlas para fines abyectos. Para detenerles entran en escena los veteranos Marco Rossi y Fio Germi, que esta vez van acompañados por los recién llegados Trevor Spacey y Nadia Cassel, dos miembros del Ejército regular. Juntos averiguan que el general Morden está involucrado en el asunto...

    ImagenImagenImagen


    GRÁFICOS

    Lo del apartado visual de este Metal Slug 4 es de vergüenza. ¿Cómo valorar unos gráficos que están reciclados en un 99% de juegos anteriores? El esfuerzo puesto ha sido mucho menos que mínimo, tanto en los escenarios como en los protagonistas, enemigos y vehículos, que en su inmensa mayoría están copiados y pegados tal cual de los Metal Slug anteriores sin ningún tipo de pudor. Especialmente bochornoso es el caso del segundo nivel del juego: prácticamente todo él está construido a base de remiendos de escenarios de distintas fases del primer Metal Slug. Por lo menos esta vez el juego tiene una breve pero correcta secuencia de introducción, algo de lo que carecían los Metal Slug previos (salvo el primero, cuya secuencia, por cierto, era mucho mejor que la de este juego). La pantalla de selección de personaje también es nueva, como no podía ser de otra manera dada la llegada de Nadia y Trevor.

    En cuanto a los diseños de los dos personajes nuevos, en opinión de quien escribe estas líneas no están mal, aunque a muchos fans no les gustaron nada, quizá porque por su culpa Tarma y Eri se quedaron fuera del juego (aunque aparecen al principio y al final de los niveles para transportar a los protagonistas, lo que supone un buen detalle). Al menos sirven para variar un poquito y no jugar siempre con los mismos 4 personajes en todos los Metal Slug. Por su parte los enemigos son, casi en su totalidad, los mismos de siempre, y los pocos nuevos que hay (como los robots de la última pantalla) no están demasiado inspirados. Los jefes finales son asimismo muy decepcionantes y carentes de originalidad. Y los escenarios realmente nuevos (no reciclados) palidecen si se los compara con los de entregas anteriores: son simplones, sosos y carentes de suficiente nivel de detalle.

    Los que nunca hayan jugado antes a un Metal Slug no van a notar el bestial reciclaje, por lo que es muy posible que les gusten los gráficos, pero los que sí lo hayan hecho (que serán la mayoría, porque, a estas alturas, ¿quién no ha oído hablar de la famosa franquicia Metal Slug?) es muy probable que sientan un intenso dolor ocular al probar esta entrega.

    ImagenImagen


    SONIDO

    Los efectos sonoros no van a suponer ninguna sorpresa para los veteranos, pues no hay nada nuevo bajo el sol en este aspecto. Gritos, disparos, explosiones... y reciclaje. No faltan la mítica voz en off característica de la franquicia ni las expresiones de agradecimiento de los rehenes al ser rescatados. Un apartado correcto, sin grandes alardes.

    En cuanto al apartado musical, Noise Factory hizo un trabajo bastante bueno a la hora de elaborar las melodías que acompañan a los niveles. Son llamativas y en ocasiones frenéticas, y acompañan bien la acción, aunque se nota que siguen una línea algo diferente de la de los Metal Slug anteriores y que puede que no agrade a todos los jugadores. En cualquier caso, la música es de lo mejor que puede ofrecer este título.

    ImagenImagen


    JUGABILIDAD

    Metal Slug 4 nos pone bajo el control de uno de los cuatro personajes disponibles (Marco, Fio, Trevor y Nadia) entre los que, para no variar, no existe ninguna diferencia jugable. Los controles son exactamente los mismos que en las entregas anteriores, sin que aparezca ni la más mínima novedad. Realmente tampoco hacía falta, porque habían demostrado ser perfectos, pero quizá algunos jugadores tengan la sensación de que la saga está estancada. De hecho, así es.

    La mecánica del juego sigue siendo la misma que conocemos: avanzar por los niveles cargándoselo todo y rescatando rehenes hasta llegar al jefe de fin de fase. Metal Slug 4 está dividido en 6 niveles de dificultad creciente. Dificultad que, dicho sea de paso, es endiablada, en especial en las últimas fases, y que puede hacer que muchos jugadores se frustren. Pero con todo no es más difícil que Metal Slug 3, que había puesto la cota muy alta en ese sentido.

    Todas las armas de las entregas anteriores siguen haciendo acto de presencia en este Metal Slug. Lo cual es una suerte, porque como tuviéramos que depender exclusivamente de las nuevas adiciones... Aunque pueda parecer increíble, ¡no hay ninguna! La única novedad que encontraremos es que ahora es posible utilizar dos ametralladoras (Heavy Machinegun) al mismo tiempo. Y eso es todo, amigos.

    La cosa mejora algo con respecto a los vehículos disponibles para pilotar, aunque no mucho. Hay bastantes nuevos, pero la mayoría tienen un tufillo a refrito considerable y no son ni muy prácticos ni muy divertidos de conducir. Son los siguientes:

    - Bradley: el jugador tendrá sensación de déjà vu al verlo, porque aparecía tal cual en Metal Slug 2 y posteriores, aunque como vehículo enemigo. Aguanta varios ataques antes de ser destruido, pero sorprendentemente no hay un período de invulnerabilidad tras recibir uno (como sí ocurre con el tanque Metal Slug clásico), lo que hace que te lo destrocen automáticamente si te lanzan una ráfaga de disparos seguidos. Además, su lanzamisiles es bastante lento y poco práctico.
    - Metal Crow: otro vehículo enemigo reciclado que presenta más o menos los mismos problemas que el anterior. ¡La originalidad al poder!
    - Crawler: esta vez es a los mutantes de Metal Slug 2 a los que les toca ser reciclados. Jugablemente es similar al Camel Slug de Metal Slug 2.
    - Forklift Truck: éste se parece al Drill Slug de Metal Slug 3. Con el botón de salto el vehículo elevará al personaje jugador, que está expuesto al fuego enemigo. No es demasiado práctico.

    Las transformaciones que aparecían en otros Metal Slug siguen presentes aquí. De hecho, es el juego de la franquicia con más transformaciones diferentes: momia, zombie, gordo y mono. De todas ellas sólo la última es realmente nueva, aunque el sprite del jugador que recibe esta transformación está reciclado del del ayudante mono de Metal Slug 3. En este estado los protagonistas pueden colgarse del techo, pero sólo pueden utilizar una ametralladora de escasa potencia como arma. Todas las transformaciones pueden revertirse mediante objetos de recuperación.

    Como en Metal Slug 3, en esta entrega continúa habiendo caminos alternativos que ayudan a dar una mayor variedad al juego. No obstante, no son tan numerosos como en dicho juego, y además adolecen del mismo defecto que ya tenían en éste: que en unos hay menos rehenes que en otros, por lo que, si lo que quieres es obtener una buena puntuación, vas a tener que ir siempre por los mismos caminos de forma obligatoria.

    Una novedad que se introdujo en Metal Slug 4 y que desaparecería en las siguientes entregas es el medidor de medalla. Al recorrer los niveles a menudo encontraremos objetos especiales que rellenan nuestro medidor de medalla. Cuando esto ocurra veremos como el medidor se va vaciando poco a poco. Antes de que eso suceda deberemos derrotar al mayor número posible de enemigos para obtener un bonus de puntuación. Dependiendo de lo bien que lo hagamos, cuando el medidor se haya vaciado nos aparecerá un letrerito u otro que nos dará una idea de qué tal lo hemos hecho que va desde “Bravo” (el grado más bajo) a “Metallish” (el más alto). Un añadido prescindible que queda como algo anecdótico.

    Como conclusión de este apartado se puede decir que Metal Slug 4 no es una revolución jugable dentro de la saga ni muchísimo menos. No aporta casi nada a la saga. Hay algunos tramos de nivel inspirados, como el de las motos del primer nivel, pero nada que vaya a sorprender al jugador.

    ImagenImagenImagen


    DURABILIDAD

    Metal Slug 4 es un juego que, al igual que sus predecesores, puede completarse en menos de una hora, pero que basa su durabilidad en el aspecto rejugable. Como la mecánica de juego sigue siendo igual de sencilla e intuitiva que siempre, el juego resulta adictivo e invita a volver a él... o al menos así sería si no fuera porque cualquiera de las entregas de la franquicia es superior. Por esta razón puede ocurrir que al empezar a jugar los primeros niveles al jugador le entren ganas de dejarlo para ponerse con cualquiera de los Metal Slug anteriores, que son más satisfactorios. Así pues, en este apartado tampoco destaca el juego que nos ocupa.

    Lechugaman

ANALIZADOR SPEKSNK

    - Gráficos: 1 / 10
    - Sonido: 7 / 10
    - Jugabilidad: 5 / 10
    - Durabilidad: 4 / 10

    - NOTA GLOBAL:
    4 / 10

    - Conclusión: El peor Metal Slug de toda la franquicia.
cron