Fatal Fury 2

Descripción: Análisis del juego Fatal Fury 2 para Arcade

Categorías: Arcade

Enlace a este artículo: Seleccionar todo

[url=http://www.gamespek.com/foro/app.php/kb/viewarticle?a=563&sid=55ef41545d1567e789b05e9d15948ef7]Enciclopedia - Fatal Fury 2[/url]

FATAL FURY 2

Imagen
    - Compañía(s): SNK
    - Fecha de salida: 12 / 12 / 1992
    - Sistema: Arcade
    - Jugadores: 2p
    - Género: Lucha


    Fatal Fury 2 es la segunda entrega de una de las más famosas franquicias de SNK del género de la lucha. Apareció en 1992, en pleno boom de los juegos de peleas iniciado por el legendario Street Fighter II, título que dejó una fuerte impronta en el resto de juegos del género del momento. Fatal Fury 2, al igual que su predecesor, no escapa a la influencia del clásico de Capcom, del que toma no pocos elementos, aunque, como veremos, manteniendo su esencia propia.

    La historia del juego no es demasiado complicada. En 1993, tras la aparente muerte de Geese Howard al final del primer Fatal Fury, un misterioso personaje llamado Wolfgang Krauser organiza un nuevo torneo King of Fighters. Con ello pretende encontrar a Terry Bogard, el hombre que fue capaz de derrotar a Geese, y comprobar su fuerza por sí mismo. En esta ocasión el torneo no se limita sólo a la ficticia ciudad americana de Southtown, sino que se convierte en un evento a escala mundial. Así, montones de poderosos luchadores procedentes de muy diversas áreas del globo se preparan para participar en él. ¡La ensalada de tortas está servida!

    ImagenImagenImagen


    GRÁFICOS

    Desde el punto de vista gráfico Fatal Fury 2 supone un avance considerable con respecto a la primera entrega de la serie, y eso a pesar de que ésta ya era muy buena en este aspecto. Los personajes son ligeramente más grandes, están mejor animados y disfrutan de un mayor grado de detalle. Da gloria verlos en movimiento, en especial cuando utilizan sus técnicas especiales.

    Los escenarios no se quedan atrás en cuanto a calidad. El juego presenta localizaciones de diversos países del mundo y da una mayor variedad en este aspecto que el primer Fatal Fury, en el que todos los combates tenían lugar en Southtown. Están magníficamente detallados y ambientados, y, salvo algunos como el de Jubei, dan una gran sensación de vida y movimiento. Algunos destacan especialmente por su calidad, como por ejemplo los de Terry, Mai y Krauser. Otro detalle genial, recuperado del primer juego de la franquicia, es que además experimentan cambios con el paso de los rounds, alternando entre distintas horas del día. Además, en muchos de ellos hay elementos destructibles. En este último aspecto no se pueden dejar de destacar los motoristas del escenario de Kim, que podrán chocar con nosotros si nos ponemos en medio.

    Los nuevos diseños de personaje están en general muy logrados. Y es que Fatal Fury 2 supuso el debut de personajes de la talla de Mai Shiranui y Kim Kaphwan, que en seguida se ganaron el corazón de los jugadores y que a partir de entonces aparecerían casi siempre en los Fatal Fury posteriores y en la franquicia de lucha estrella de SNK, King of Fighters. Este juego propuso un lavado de cara bastante grande a la plantilla de personajes. Del Fatal Fury anterior repiten aparición los hermanos Terry y Andy Bogard, su fiel amigo Joe Higashi y Billy Kane, el mejor de los guardaespaldas de Geese Howard. El resto de personajes son todos nuevos. Veámoslos con un poco más de detalle:

    - Axel Hawk: si Street Fighter II parodiaba a Mike Tyson con el personaje de Balrog (M. Bison en tierras niponas), SNK hace lo propio en Fatal Fury 2 con este personaje, reflejo del famoso boxeador George Foreman.

    - Big Bear: en realidad no es un personaje nuevo en un sentido estricto, ya que aunque aparece con un nombre diferente lo cierto es que se trata de Raiden del primer Fatal Fury. En esta ocasión lleva un nuevo traje y prescinde de su máscara de luchador.

    - Cheng Sinzan: natural de Taiwan, Cheng es un luchador obeso pero sorprendentemente rápido y ágil cuya principal meta en la vida es obtener dinero. Lucha practicando Tai Chi, aunque a juzgar por sus disparatados movimientos nadie lo diría.

    - Jubei Yamada: un anciano y bajito maestro judoka. Es amigo de Hanzo Shiranui, el abuelo de Mai. Cuando Hanzo tomó como discípulo a Andy Bogard, Jubei se encargó de supervisar el entrenamiento de la joven Mai.

    - Kim Kaphwan: este coreano es un joven campeón de taekwondo que está obsesionado con la justicia. Es una de las caras nuevas más populares del juego. ¡Sus patadas son temibles!

    - Laurence Blood: uno de los jefes finales de Street Fighter II era un torero; SNK no iba a ser menos. Este personaje lucha con su traje de luces y ayudándose con un capote y un estoque de torero. ¡Por suerte, no le agregaron la montera! A pesar de su nombre, su nacionalidad es española.

    - Mai Shiranui: hermosa luchadora ninja icono de SNK, que la diseñó teniendo en mente la idea de crear una contrapartida a Chun-Li, la famosa luchadora de Street Fighter II. Es sin duda el personaje nuevo de Fatal Fury 2 que alcanzó más éxito.

    - Wolfgang Krauser: el jefe final del juego. Un hombre enorme de tremenda musculatura que luce una larga cabellera morada y un imponente bigote del mismo color. A medida que el jugador avance en el juego encontrará imágenes en las que se ve cómo Krauser derrota a los personajes del primer Fatal Fury. Este personaje se convertiría en un jefe final recurrente en la franquicia que nos ocupa.

    Pasando a otros aspectos del apartado gráfico del juego, Fatal Fury 2 cuenta con una breve secuencia de introducción y con sencillos finales para cada personaje en los que veremos al guerrero seleccionado junto a un derrotado Krauser y a continuación una imagen estática en la que nuestro luchador es el protagonista. Lo cierto es que se echa un poco de menos una mayor elaboración en los finales, que no explican casi nada acerca de la historia del juego. Aunque, eso sí, las ilustraciones están muy bien, siendo la mayoría de ellas de corte cómico. Mención especial a la divertida imagen final de Mai, en la que la joven japonesa le dice a Andy que lo va a convertir en su discípulo.

    ImagenImagen


    SONIDO

    La banda sonora del juego está bastante conseguida. Muchas de las canciones serían reutilizadas en posteriores juegos de SNK, lo que da una idea de lo bien que las acogió el público. Son bastante agradables al oído y se adaptan de modo apropiado a la acción. Conviene hacer una mención al tema de Krauser, que se trata de una versión del Dies Irae del Réquiem de Mozart. Como no podría ser de otra manera, esta genial composición da una gran solemnidad a la batalla final.

    Los efectos de sonido aprueban, aunque sin hacer grandes alardes. Lo mejor en este aspecto son las voces de los personajes, que son más claras que en el primer Fatal Fury y ayudan a dar más personalidad a los personajes. Un apartado correcto.

    ImagenImagen


    JUGABILIDAD

    Lo primero que llama la atención en el apartado jugable de Fatal Fury 2 es su plantilla de personajes. Uno de los mayores defectos de su predecesor era que sólo tenía tres luchadores seleccionables (Terry, Andy y Joe). Esa cifra aumentó en esta secuela hasta alcanzar un número de ocho en total (Terry, Andy, Joe, Mai, Kim, Cheng, Big Bear y Jubei), igualando así a la de Street Fighter II, el gran éxito del momento. Aunque también es cierto que cuando apareció Fatal Fury 2 ya hacía unos meses que había salido la versión Champion Edition del título de Capcom, que incorporaba cuatro más. No obstante, para la época era una cifra más que respetable.

    El sistema de juego tiene bastantes cambios con respecto al primer Fatal Fury. En general la experiencia de juego es más satisfactoria, con movimientos más logrados y mejores cajas de colisión. Los ataques especiales ya no tienen tanta prioridad como en el juego anterior, pero la lucha en dos planos, marca de la casa de Fatal Fury, continúa presente con la diferencia de que ahora el jugador puede moverse libremente entre planos en cualquier momento, y no como en el título anterior en el que sólo se podía hacer cuando el personaje manejado por la CPU lo realizaba primero. Estos cambios de plano son muy prácticos, por lo que en algunos combates los jugadores pueden llegar a abusar bastante de ellos. No obstante este pequeño inconveniente, hay una clara sensación de mejoría en este aspecto con respecto al primer juego de la serie. Por otro lado, se pierde la modalidad de dos jugadores contra la CPU en un mismo combate, que tan interesante resultaba en el juego anterior.

    El juego ha pasado de controlarse con sólo tres botones en el primer Fatal Fury (patada, puñetazo y lanzamiento) a controlarse con cuatro (puñetazo débil, patada débil, puñetazo fuerte y patada fuerte). Los lanzamientos ahora se ejecutan pulsando puñetazo o patada fuerte junto con la palanca de dirección apuntando hacia el adversario, a la manera de Street Fighter II. Además, ahora los personajes tienen algunos movimientos nuevos, como el derribo (que se realiza pulsando puñetazo y patada fuertes de forma simultánea), la burla, los ataques entre planos (que se utilizan cuando el adversario está cerca de tu luchador pero en un plano diferente) y los súper ataques especiales, que sólo pueden ejecutarse cuando la barra de vida esté parpadeando y que, dicho sea de paso, no son precisamente fáciles de efectuar.

    En Fatal Fury 2 hay también fases de bonus aunque son de una naturaleza distinta a la vista en el primer juego de la franquicia, en la que se nos desafiaba a machacar el botón de puñetazo para derrotar a una máquina de echar pulsos. En el juego que estamos analizando hay dos, que aparecen tras derrotar a cuatro y ocho enemigos respectivamente. Las dos consisten en destruir objetos que caen desde el cielo antes de que se agote un límite de tiempo determinado. Son bastante fáciles y en realidad no aportan mucho a lo que es el juego, pero ya se sabe que a principios de los noventa eran obligatorias en todo juego de lucha que se preciara.

    ImagenImagenImagen


    DURABILIDAD

    El juego nos desafía a derrotar a los ocho personajes seleccionables, incluyendo al doble del que estemos manejando. Si lo logramos tendremos la oportunidad de enfrentarnos a cuatro jefes, lo que da un total de doce combates en total, una cifra que no está nada mal. La dificultad del juego es elevada, en especial en los combates finales, y exigirá un buen dominio de los personajes por parte de los jugadores. Realmente, por todo esto el juego daría para muchas horas de juego si no fuera porque tuvo una revisión, Fatal Fury Special, que introduciría varios personajes nuevos y haría que este título perdiera gran parte de su interés.

    Lechugaman

ANALIZADOR SPEKSNK

    - Gráficos: 9 / 10
    - Sonido: 7 / 10
    - Jugabilidad: 9 / 10
    - Durabilidad: 6 / 10

    - NOTA GLOBAL:
    8.5 / 10

    - Conclusión: Una segunda parte que corrige defectos de su predecesor y que todo fan de los juegos de lucha debería probar. No obstante, se nota en él una excesiva influencia de Street Fighter II.
cron