Castlevania - Aria of Sorrow

Descripción: Tercera entrega de la saga Castlevania para game boy advance

Categorías: Game Boy Advance / Neo-Geo Pocket

Enlace a este artículo: Seleccionar todo

[url=http://www.gamespek.com/foro/app.php/kb/viewarticle?a=614&sid=12125897e673afe3c1213619dc3a1069]Enciclopedia - Castlevania - Aria of Sorrow[/url]

Castlevania: "aria of sorrow"

Castlevania: "aria of sorrow" es uno de los juegos más aclamados dentro del catálogo de la pequeña 32 bits de nintendo, que mejora en casi todos sus aspectos a las dos primeras entregas de game boy advance. La historia de aria of sorrow cuenta las andanzas de Soma Cruz en un futuro 2.035, intentando resolver sus misteriosas y reveladoras semejanzas con el mismísimo Drácula, e intentando detener al tirano de turno que en esta ocasión pretender absorber los poderes del rey vampiro para sí mismo.

Imagen

Gráficamente es donde percibimos la evolución más grande, y es que todo lo que se desprende a través de la pantalla de la portátil es tremendamente superior a lo visto en los dos capítulos anteriores. Y no sólo refiriéndonos a otros Castlevanias, este título supone uno de los topes gráficos más altos de cualquier juego visto para la portátil. El nivel de detalle tanto de personajes como de escenarios es altísimo, así como el de sus animaciones en el caso de personajes o el de su variedad en el caso de ambos. Los escenarios mantienen el tópico de pasajes típicos del castillo de Drácula, aunque sin ser tan "oscuros" como en el caso, por ejemplo, de circle of the moon. Además, también respecto a circle of the moon, el número de zonas es ligeramente mayor a éste, aunque por contra la duración de cada una es algo menor. Como ya se comentó en otros análisis, la duración de los juegos de la saga para las portátiles de nintendo es más o menos pareja en casi todos ellos, y este aria of sorrow sigue cumpliendo la media. En unas ocho o diez horas como mucho se puede acabar, aunque si pretendemos completarlo todo al 100% la cosa se alarga un poco más. En cualquier caso sigue siendo un juego con mapeado retorcido, en el que repetidas veces tendremos que vistar zonas ya superadas para descubrir nuevos secretos y abrir nuevos pasajes antes inaccesibles, y en el que la necesidad de consultar el mapa constantemente para no perdernos vuelve a estar a la orden del dia. Vuelven a hacer acto de presencia las paredes rompibles que esconden estancias secreas del Castillo, donde encontramos objetos de lo más valioso y variado, aunque en esta ocasión en menor número.

La dificultad es un punto que se rebaja un poco, no respecto a la resistencia que ofrecen tanto enemigos como bosses que se sigue manteniendo constante, sino por la mayor presencia de ítems curativos, que además en esta ocasión se pueden comprar en una tienda con existencias infinitas, lo que reduce considerablemente la necesidad de guardarse las pociones y comida para el futuro y por tanto el reto que supone llegar con vida hasta el siguiente punto de guardado. Esto en parte se compensa por la limitación a nueve objetos como máximo de un mismo tipo que se nos ofrece ahora, por los 99 de cada "especie" que permitía circle of the moon. Aunque aún y todo se sigue notando la mayor relajación con la que vamos avanzando por los escenarios, el momento de enfrentarnos a algunos de los bosses seguirá siendo muy chungo. También hay que matizar que nuestro protagonista cuenta en su pantalla de opciones con los elementos rpg tan característicos de la saga desde que se introdujeron por primera vez en Castlevania symphony of the night, tales como subir de nivel segun adquirimos experiencia aniquilando enemigos o la equipación de armas y armaduras, en esta ocasión de mayor presencia que en otras ocasiones. Esto viene al cuento de que la dificultad vuelve a depender, en parte, del nivel que tengamos adquirido con Soma. Si avanzamos a lo loco saltándonos todos los enemigos que podamos, llegará un punto en que el desequilibrio entre dificultad y nivel de personaje nos superará, y por contra si nos entretenemos mucho despachando malos ya sea sólamente para subir de nivel o a la espera de que nos suelten su alma o poder especial para completar el juego al 100%, el número de objetos tales como los curativos que iremos consiguiendo será mayor (y el dinero que necesitamos para comprarlos también) a la vez que nos costará mucho menos superar todos los obstáculos, como bosses a los que eliminaremos con un menor número de golpes.

Imagen

Profundizando un poco en el tema del inventario, se pueden comentar algunas cosas de importancia sobre ello. Existe una tienda a la que tendremos acceso desde bien temprana iniciada la aventura donde podremos comprar ítems y objetos varios así como vender todo lo que nos sobre. Al existir una tienda, como es lógico resulta fundamental hacerse con dinero, que bien podemos encontrar oculto tras paredes u objetos rompibles o bien con un pequeño porcentaje al derrotar enemigos. Los precios de la tienda son en general bastante caros, sobre todo en lo que se refiere a las armas y armaduras que realmente merecen la pena, con lo que no conviene desecharlo en cosas inútiles. En la realidad lo mejor suele ser invertir lo ganado en objetos curativos, puesto que armas y armaduras potentes, excepto alguna excepción exclusiva de la tienda, los solemos encontrar en abundancia escondidos por los escenarios. Los objetos equipables para Soma se dividen en tres categorías: arma, armadura y anillo. De armas y armaduras tenemos y de todos los tipos, que además pueden presentar alguna característica adicional como mejorar algun atributo o ser más o menos efectiva a algun elemento o tipo de ataque. Soma comienza la aventura con un cuchillo, dejando de lado el clásico látigo, pudiendo equiparse más adelante con espadas, martillos, lanzas, tridentes o incluso pistolas.... Los anillos, además de mejorar alguno de nuestros atributos, pueden presentar caracterísiticas tan atractivas como hacer que los enemigos suelten más dinero al ser derrotados, aumentar el ratio de aparición de objetos raros, etc.. La principal novedad en el inventario es que tenemos un nuevo tipo de equipamiento a nuestra disposición, las almas, que suponen un extra casi infinito de cara a la jugabilidad. Con un pequeño y determinado porcentaje de probabilidades que varía en función del enemigo derrotado, Soma puede absorber su alma aprendiendo así su habilidad característica. Existen tres grupos distintos donde se engloban todas las almas, dos activos que dependen de nuestra utilización y uno pasivo que nos potencia estando siempre en uso. El primer grupo de almas son las de ataque y las más comunes (que haciendo la comparación sustituyen al uso del hacha, los cuchillos, la cruz o el agua bendita de los Castlevanias habituales): lanzar diversas armas como huesos, cuchillos, lanzas, disparar lásers o armas de fuego como pistolas o escopetas, usar a los propios enemigos como armas arrojadizas tales como águilas o caballos, u otras habilidades tan variadas como parar el tiempo por unos segundos o absorber la vitalidad de los rivales. El segundo grupo de almas son las que nos proporcionan diversas habilidades que en algunos casos son imprescindibles para avanzar por algunas zonas: descender tras un salto planeando para que la distancia recorrida sea mayor, transformarnos en murciélago para volar o crear barreras protectoras de distintos tipos que nos protejerán de determinados ataques enemigos. El tercer grupo es el pasivo, que no requiere de nuestro uso constante una vez equipado, y que nos proporcionan ventajas de lo más diversas: aumento de algun atributo como fuerza, defensa, suerte, inteligencia, etc., posibilidad de andar sobre el agua o por sus profundidades, saltar mucho más alto de lo normal, recuperar la magia mas rápido del ratio normal, inmudidad ante envenenamientos, doble obtención de puntos de experiencia, y un largo etcétera de posibilidades.

El uso de las almas de los dos primeros grupos consume puntos de magia, que es la barra verde que acompaña a la roja de la vitalidad, y se rellena consiguiendo corazones o en los puntos de guardado. Dicha barra es la que se consumía en los Castlevanias clásicos mediante el uso de las armas arrojadizas que todos conocemos, sustituyéndose ahora por el uso de las almas. Es sin duda uno de los grandes puntos del juego, ya que de hecho completar el 100% de las almas nos puede llevar un buen puñado de horas, teniendo en cuenta que prácticamente todo enemigo tiene su alma para soltar, y que el número total de enemigos diferentes que hay a lo largo del juego es muy alto. Además siempre existe el "pique" por averiguar el uso de todos los poderes o si nos encontraremos con el "definitivo" que nos dejemos equipado para siempre. En ese aspecto la duración se estira un poco, además de que el juego cuenta con algunos extras jugosos según cumplimos ciertos requisitos, como sin ir más lejos el de pasarnos el juego según el nivel de dificultad o según el tipo de final al que accedamos, ya que en aria of sorrow existe más de un final distinto....

El sonido es muy bueno, si bien las melodías no llegan al nivel de lo escuchado en circle of the moon (aunque superan con creces la horrible banda sonora de harmony of dissonance), son de calidad y bastante variadas. Los numerosos efectos fx están a un nivel superior al de las melodías (algo que suele ser típico en muchos juegos de game boy advance), suenan muy fuertes y contundentes, y las pocas voces que hay nítidas y claras, perfecto en ese sentido. Digamos que este juego cuenta una banda sonora que apuesta por un tipo de melodías en su mayoría rítmicas a la vez que tranquilas, sin el ritmo trepidante que nos ofrecían los Castlevanias de super nintendo o el último portrait of ruin para nintendo ds, pero que saben acompañar muy cómodamente a la acción. La jugabilidad soberbia, con el tema de las almas las posibilidades de acción de Soma son innumerables, además de que su control es perfecto a nuestras exigencias con los mandos, con una física y una inercia en los saltos perfecta, así como su justa velocidad de movimiento.

Poco más queda por comentar sobre este juego que no se haya dicho ya o que no conozcamos de anteriores entregas de la saga. Quizás este sea el juego donde más semejanzas encontremos respecto al primerizo symphony of the night, como por ejemplo las puertas que separan cada zona del castillo o mísmamente los andares de Soma, siendo todo un fiel reflejo de ello. Este Castlevania aria of sorrow es toda una obra de arte, nada más encender la consola y empezar la partida se nota que lo que se desprende de la pantalla es algo grande, impactando sobre todo al principio por su magnífico apartado gráfico, que según vamos avanzando se complementa con el sonoro o el jugable. Pocos defectos se le pueden sacar, entre ellos el no estar en castellano, aunque ese no sea justo contarlo como un fallo propiamente del juego, o no tener una arena de batalla al estilo de la que pudimos encontrar en circle of the moon. El resto raya a un nivel impecable, propio de las obras maestras, un juego que nadie deberia dejar escapar y menos los fans más acérrimos de la saga, que verán como sus deseos se verán cumplidos por Konami, una vez más, por su sabia decisión de mantener este estilo de juego que tantas alegrías nos está dando entrega a entrega, y que a cada nueva se va superando, sencillamente genial. :wink2:

Resumen:

LO MEJOR: El apartado gráfico. La jugabilidad. La mezcla perfecta entre acción y exploración. La tremenda adicción. El sistema de almas de Soma. El sonido fx....
LO PEOR: No está traducido al castellano.

Rodrigo

ANALIZADOR SPEKSNK

- Gráficos: 9 / 10
- Sonido: 8 / 10
- Jugabilidad: 9 / 10
- Durabilidad: 7 / 10

- NOTA GLOBAL:
9 / 10
cron