Super Sidekicks 2

Descripción: Análisis del juego Super Sidekicks 2 para Arcade

Categorías: Arcade

Enlace a este artículo: Seleccionar todo

[url=http://www.gamespek.com/foro/app.php/kb/viewarticle?a=626&sid=3661d95a996d2243537203e9cea63384]Enciclopedia - Super Sidekicks 2[/url]

SUPER SIDEKICKS 2

Imagen
    - Compañía(s): SNK
    - Fecha de salida: 19 / 04 / 1994
    - Sistema: Arcade
    - Jugadores: 2p
    - Género: Deportes


    Super Sidekicks 2 es la segunda entrega de esta conocida saga futbolística de SNK. Es un título que supone una experiencia de juego muy distinta de la de su predecesor, al que globalmente supera en todos los aspectos tal como vamos a ver en este artículo. En esta ocasión no competiremos por la copa SNK como en el primer juego, sino que entraremos de lleno en la Copa del Mundo de fútbol.

    En esta ocasión contamos con nada menos que 48 selecciones nacionales, lo cual supone un tremendo avance con respecto a las escasas 12 que nos ofrecía el primer Super Sidekicks. Las selecciones con las que contamos en esta segunda entrega son:

    - Europa: Italia, Inglaterra, Holanda, España, Suiza, Noruega, Turquía, Irlanda, Alemania, Francia, Rusia, Grecia, Bulgaria, Suecia, Bégica y Rumanía.
    - América del Norte y Oceanía: Estados Unidos, México, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, El Salvador, Honduras y Costa Rica.
    - América del Sur: Brasil, Argentina, Colombia, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Ecuador y Perú.
    - Asia: Arabia Saudí, Corea, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Taiwan, Irán y China.
    - África: Camerún, Marruecos, Nigeria, Egipto, Sudáfrica, Costa de Marfil, Guinea y Zambia.

    Todavía habrá quien eche de menos alguna selección, pero no se puede negar que variedad para elegir hay muchísima y que las más prestigiosas y galardonadas están todas presentes.

    ImagenImagenImagen


    GRÁFICOS

    Mucho mejores que los del primer Super Sidekicks. Los jugadores son bastante más grandes, están más detallados y poseen diferencias unos con otros para que no sean todos iguales. Por ejemplo, algunos llevarán el pelo largo y otros corto, o les cambiará el color de su piel o su cabello. Sus sombras ahora ya no son simples círculos oscuros sino que se ve que tienen la forma del jugador.

    El campo de juego ahora se ve desde una perspectiva diferente. Si en la primera entrega era una vista aérea situada justo encima del campo, ahora vemos la acción de lado, de forma parecida a como lo haríamos si estuviéramos sentados en uno de los asientos de las gradas. El aspecto del césped es sencillo pero resultón, menos chillón y más agradable a la vista que el verde intenso de los campos del primer Super Sidekicks. Al igual que los de éste, en ocasiones cambian de un encuentro a otro, aunque como punto negativo ahora ya no hay partidos bajo la lluvia.

    Las secuencias de gol, falta y demás continúan presentes en esta segunda entrega y además ahora son mucho más espectaculares y divertidas. En ocasiones, cuando se cometa una falta, el jugador afectado se cabreará o discutirá con el árbitro; otras veces, al marcar goles, los jugadores saldrán corriendo, saludarán al público, se abrazarán y felicitarán unos a otros... Hay más variedad y están objetivamente mejor hechas que las del juego precedente. También encontraremos ilustraciones muy vistosas entre encuentro y encuentro que nos irán informando de por qué fase va nuestra selección en su progreso en la Copa del Mundo. La introducción del juego, por su parte, no pasa de correcta, pues está casi exclusivamente formada por secuencias in-game. Llamaba más la atención la del primer Super Sidekicks.

    ImagenImagen


    SONIDO

    En el apartado sonoro Super Sidekicks 2 le da bastantes vueltas al juego previo: mientras que en aquel era discreto e incluso llegaba a hacerse pesado, en esta nueva entrega está mucho más logrado. Bueno, desde el punto de vista musical en realidad no, porque pocas serán las melodías que escucharemos en el juego y no destacarán mucho. Pero los efectos de sonido son mucho mejores. El barullo del público es bastante realista: incluso se puede oir claramente el ¡oé, oé, oé! de los hinchas desde las gradas, y además aumentará de intensidad cuando el balón se acerque a una portería, dando bastante sensación de inmersión en el partido. Los chutes, pitidos del árbitro y otros efectos suenan contundentes y convincentes, pero sin duda lo mejor de este apartado es el comentarista del partido: resulta sorprendente pero ¡está doblado al español! Y dentro de lo que cabe bastante bien doblado, teniendo en cuenta el nivel de las traducciones a nuestra lengua de la mayoría de juegos de la compañía de Osaka. No hay nada como oír al comentarista diciendo cosas como “¡enfuresido!”; todo un puntazo por parte de SNK.

    ImagenImagen


    JUGABILIDAD

    Los jugadores se controlan con la palanca de dirección y tres botones. Hay, pues, una ruptura con el primer juego de la serie que sólo empleaba dos. El botón A sirve para chutar a puerta o para realizar pases cortos cuando se está en posesión del balón; en caso contrario, sirve para realizar segadas. El botón B sirve para efectuar pases largos cuando se está a la ofensiva; en caso contrario, sirve para hacer entradas violentas. Por último, el botón C sirve para dar una ligera patada al balón y alejarlo unos metros. Si no se está en posesión del mismo, sirve para cambiar el jugador seleccionado. Esto último arregla uno de los principales problemas del primer Super Sidekicks, que es que no permite cambiar de un jugador a otro a voluntad, con la consiguiente mejora en la jugabilidad que ello acarrea. Cuando se está en posesión del balón la CPU controla automáticamente a los compañeros de equipo, haciendo en general un trabajo bastante bueno.

    Pero las novedades no se terminan aquí. Ahora la elección de la selección nacional tiene mayor impacto en el sistema de juego. Antes sólo afectaba a la formación del equipo, pero ahora también determina la velocidad de carrera, potencia de chute, habilidad ofensiva y defensiva y la habilidad técnica de los jugadores. Esto trata de reflejar un poco mejor el espíritu de cada país a la hora de jugar a este deporte. Por ejemplo, la italiana es una selección conocida por ser muy defensiva, hecho que en este juego se refleja con la alta habilidad defensiva de sus jugadores, a los que no resultará tan fácil arrebatarles el balón como a los de otras selecciones.

    Una nueva mecánica introducida durante la acción la proporcionan los nuevos goles de oportunidad. En ocasiones, cuando un delantero se acerque a la portería contraria y esté en posesión del balón, aparecerá un letrero que rezará “Oportunidad” durante un instante fugaz. Si el jugador es lo bastante rápido como para pulsar el botón a tiempo, el juego ofrecerá una vista en primera persona y un cursor que podremos mover para determinar la dirección del chute. Si lo hacemos bien podemos marcar gol de forma automática de esta manera, aunque no es fácil lograrlo.

    Otra novedad jugable es que ahora es posible elegir el entrenamiento que quieres que haya tenido la selección antes del campeonato del mundo. Puedes así potenciar el ataque, la defensa, la habilidad del portero, las habilidades físicas del equipo en general... Combinado con las características innatas de los jugadores de cada selección, esto da un nivel de personalización considerable a los equipos. Por cierto que, para dar todavía más variedad, continúa habiendo un jugador en el equipo cuyas habilidades están por encima de las de sus compañeros: el Ace (as).

    El sistema de faltas ahora es más complejo. Además de tarjetas amarillas, ahora el árbitro también reparte tarjetas rojas, aunque la forma en que lo hace parece un poco aleatoria y caprichosa: en ocasiones un jugador podrá derribar a otro y dejarlo tirado en el suelo retorciéndose de dolor a dos metros del árbitro y éste no dirá esta boca es mía, y sin embargo en otras situaciones de menor violencia enseguida sacará tarjeta. Al menos se puede uno vengar de él atropellándole y tirándole al suelo durante el juego.

    Pero no todos los defectos de la primera entrega se corrigen: el portero sigue sin poder controlarse la mayor parte del tiempo salvo en ocasiones excepcionales como los penalties (los cuales, por cierto, se desarrollan de forma muy similar a como lo hacían en la primera parte, lo que quiere decir que siguen siendo cuestión de suerte). De todas formas lo hace mejor que en el primer juego, aunque sigue tardando mucho en levantarse después de lanzarse en plancha.

    Como conclusión de este apartado, y tomando todos los elementos en consideración, se puede decir que esta entrega de Super Sidekicks es mucho mejor que la primera en la mayoría de aspectos, siendo muy recomendable en especial para los que disfrutaran con la misma.

    ImagenImagenImagen


    DURABILIDAD

    Los partidos constan de dos partes de minuto y medio cada una, límite de tiempo que en versiones de consola se puede aumentar hasta un máximo de ocho minutos. Si el encuentro acaba empatado en el modo Arcade, el juego pedirá al jugador que continúe y le ofrecerá la posibilidad de deshacer el empate de tres modos: rejugando el partido, mediante un encuentro a muerte súbita o mediante una tanda de penalties.

    El modo Arcade comienza con un partido de clasificación. Si se lo supera, el equipo pasará a entrar en un grupo de cuatro. Tras derrotar a los otros tres equipos del grupo, la selección llegará a cuartos de final. Esto da un total de 7 encuentros en total, cuya dificultad ofrece un desafío nada desdeñable salvo tal vez para los más versados en estas lides. El juego es, pues, muy similar al primer Super Sidekicks en este aspecto. Pero como desde el punto de vista jugable esta entrega es mejor y más satisfactoria, su durabilidad también es superior. Un juego muy recomendable.

    Lechugaman

ANALIZADOR SPEKSNK

    - Gráficos: 7 / 10
    - Sonido: 7 / 10
    - Jugabilidad: 8 / 10
    - Durabilidad: 7 / 10

    - NOTA GLOBAL:
    7.5 / 10

    - Conclusión: Un gran arcade de fútbol de la popular saga Super Sidekicks. Mejora en muchos aspectos a la entrega previa y es de los juegos más destacados de esta franquicia.
cron