Bang Bead

Descripción: Análisis del juego Bang Bead para Arcade

Categorías: Arcade

Enlace a este artículo: Seleccionar todo

[url=http://www.gamespek.com/foro/app.php/kb/viewarticle?a=656&sid=2c36e5feffd962e406cd1c5a41bd4ce5]Enciclopedia - Bang Bead[/url]

BANG BEAD

Imagen
    - Compañía(s): Visco
    - Fecha de salida: 15 / 06 / 2000
    - Sistema: Arcade
    - Jugadores: 2p
    - Género: Deportes


    Aunque sus títulos no tengan nada que ver, Bang Bead es la secuela de Battle Flip Shot. Continúa con el mismo planteamiento que su predecesor pero modificando y perfeccionando la idea inicial en varios aspectos, dando como resultado una experiencia de juego bastante diferente y, por qué no decirlo, también más satisfactoria. Y es que, aunque a primera vista parezcan juegos casi idénticos, en realidad hay muchas diferencias entre ellos.

    La historia de Bang Bead está un poco más trabajada que la de Battle Flip Shot (o, por lo menos, el juego nos cuenta más cosas acerca de ella, aunque también es verdad que la traducción al inglés es tan horrible que a veces cuesta entender lo que se nos está contando). La secuencia de introducción presenta a los distintos personajes junto a sus motivaciones para participar en el campeonato de este deporte de pelota de corte futurista que plantea el trasfondo del juego. En esta ocasión las reglas del juego han experimentado cambios con respecto a las que se pudieron observar en Battle Flip Shot: ahora los participantes no utilizan escudos para golpear la pelota sino que se tienen que apañar con sus manos desnudas para este menester, y además ahora ya no es suficiente con derribar todas las dianas del adversario para ganar. Eso servirá solamente para desactivar el campo de fuerza que protege la portería enemiga, tras lo cual habrá que eludir la defensa del rival para poder marcarle gol. En realidad no supone una diferencia muy grande, pero sirve para conceder una última oportunidad a aquellos jugadores a los que les derriben todas sus dianas.

    Los personajes participantes en el torneo son los mismos de Battle Flip Shot, a los que se les unen dos nuevas incorporaciones. Además, algunos de los personajes antiguos han experimentado un ligero rediseño. La lista de personajes es la siguiente:

    • Chinta Nemoto: Es un japonés que quiere ganar el dinero del premio porque está agobiado por las deudas. También lo hace porque quiere que la gente lo considere un héroe.
    • Mr. Justice: Es un agente de la policía de los Estados Unidos que entra en el torneo camuflado entre el resto de participantes porque tiene sospechas de que puede haber algo ilegal entre bastidores.
    • Pop Simon: Es un brasileño autoproclamado genio que participa en el campeonato porque quiere mostrar sus nuevos pasos de baile y en las competiciones oficiales de danza le tienen prohibida la entrada.
    • Bloody Wolf: Es una joven india que se supone que participa en el torneo para honrar a su tribu, aunque en realidad lo hace para poder irse a vivir a Nueva York con su familia con el dinero del premio.
    • Siren: Es una chica española que sueña con hacerse famosa como cantante, para lo cual entra en el campeonato con la intención de ir haciéndose conocida entre el público.
    • Hiromu Go: La primera de las dos nuevas incorporaciones de Bang Bead es un muchacho que, tras la muerte de su mejor amigo, decide viajar a América para convertirse en cowboy.
    • Surya Sun: Joven asceta yogui que considera el campeonato como parte de su adiestramiento. Planea utilizar el dinero del premio para ayudar a la gente. Es la otra nueva cara que introduce este juego y además hace las veces de adversaria final del mismo.
    ImagenImagenImagen


    GRÁFICOS

    En términos generales, el apartado gráfico de Bang Bead no es demasiado diferente del de Battle Flip Shot, aunque se han mejorado multitud de pequeños detalles que le dan un acabado bastante mejor. Los sprites de los personajes que repiten aparición con respecto a Battle Flip Shot son exactamente los mismos que en dicho juego, pero con todo tiene mejor aspecto. Esto es así porque se les ha añadido animaciones nuevas que no tenían: introducciones antes de los “combates”, mayor número de frames en algunas acciones (como se puede apreciar, por ejemplo, en el movimiento de burla de Siren) y nuevas habilidades que no existían en Battle Flip Shot (como el movimiento especial de Chinta Nemoto, que en este juego ha sido cambiado por completo). También se han mejorado los efectos especiales. Por ejemplo, en Battle Flip Shot los movimientos de carrera dejaban una serie de sombras moradas que seguía al personaje, mientras que en Bang Bead ha sido sustituida por una estela de polvo que queda mucho más convincente. Los efectos de luz de los golpes especiales también están más conseguidos.

    Los escenarios de juego son variados, pues hay uno para cada personaje, y además están un poco más detallados y pulidos que en Battle Flip Shot, siendo especialmente curiosos el de Hiromu, en el que hay unas gallinas sueltas caminando por el terreno de juego en direcciones aleatorias, y el de Simon, que es el fondo de una piscina vacía, estando separadas las dos mitades del campo por una corchera. El resto son en general más sosos, pero tampoco están mal.

    Al igual que en su predecesor, en Bang Bead el apartado artístico está cuidado. Hay muchas ilustraciones diferentes para cada personaje, lo cual es de agradecer. Y sin querer desmerecer el buen trabajo realizado en este aspecto en Battle Flip Shot, lo cierto es que el estilo de dibujo empleado en Bang Bead les sienta mucho mejor a los personajes, quienes la mayoría han ganado en carisma. Además los personajes ahora tienen finales personalizados para cada uno en el modo arcade. Los dibujos son también de tipo manga, pero de un estilo menos exagerado que en Battle Flip Shot, en el que, por ejemplo, las formas femeninas estaban demasiado “pronunciadas”, por decirlo de forma eufemística. La única excepción es el personaje de Simon, cuyas ilustraciones, sin ser malas, están menos logradas, aunque en este aspecto también entra en escena la subjetividad de los gustos personales de cada cual. Pero en cualquier caso no se puede negar que se ha hecho un buen trabajo.

    ImagenImagen


    SONIDO

    Desde el punto de vista musical Bang Bead supone una ligera mejora con respecto a Battle Flip Shot, aunque no muy marcada e incluso puede que inapreciable para muchos jugadores. Las melodías son correctas y sirven para dar ambiente, pero no se les puede pedir más. Hay un poquito más de variedad que en la entrega anterior... Bueno, en realidad sólo hay una canción más, pero menos da una piedra. Hay tres temas distintos en total, sonando el primero de los cuales durante los dos primeros encuentros, el segundo durante los dos siguientes y el tercero durante los dos últimos. Suficiente para evitar sensación de monotonía, a menos que se juegue al modo de dos jugadores, en el cual la música sí puede acabar cansando.

    En cuanto a efectos de sonido, Bang Bead no es un juego muy especial. Nos encontramos lo que cabría esperar en un juego de estas características: el estridente pitido del silbido del árbitro, el ruido de la pelota al golpear contra las paredes y el resto de cosas, el bureo del público cuando se marca un punto o cuando comienza un juego, etc. También hay una cierta mejora con respecto a Battle Flip Shot en este apartado, pues la variedad de efectos sonoros es algo mayor. Aunque los personajes siguen sin tener voces, lo cual hubiera supuesto un punto a favor.

    ImagenImagen


    JUGABILIDAD

    El juego nos permite controlar a siete personajes diferentes, cada uno con su habilidad especial propia, que se describe durante la secuencia de How to play que precede a la acción. El objetivo es derribar las dianas del contrincante con la pelota procurando evitar que éste nos tumbe las nuestras: de conseguirlo, caería el campo de fuerza láser que protege la portería rival, dejando el camino libre para marcar un gol. El primero en marcar dos goles gana el encuentro. La premisa es, pues, muy similar a la de Battle Flip Shot, aunque con varias diferencias que hacen que el juego cause sensaciones bastante diferentes.

    La más notable de éstas es sin duda la velocidad de juego. La acción de Bang Bead es mucho más rápida, frenética y dinámica que la de Battle Flip Shot. Resulta muy sintomático el hecho de que en este último muchos de los encuentros se decidieran por el límite de tiempo y en cambio en el primero esto ocurra en escasas ocasiones. Nuestros reflejos se ponen a prueba de forma mucho más exigente, con lo que el juego gana en interés, dado que en ocasiones Battle Flip Shot podía hastiar un poco debido a la excesiva duración de algunos de los juegos.

    La función de los botones también ha cambiado. Ahora el botón A sirve para dar un impulso extra a la pelota, que le imprimirá mayor velocidad que si simplemente nos limitamos a tocarla colocándonos en mitad de su trayectoria. El botón B, por su parte, tiene dos funciones: si lo pulsamos por sí solo, permite realizar burlas; si lo combinamos con la palanca de movimiento, el personaje dará acelerones que le permitirán desplazarse a mayor velocidad y así alcanzar la pelota en situaciones en las que normalmente no se podría. Por último, el botón C es el botón de los golpes especiales, que en este juego se llaman movimientos Miracle. En Battle Flip Shot se podían utilizar de forma constante, pero en Bang Bead su uso está mucho más limitado. Ahora para poder emplearlos deberemos rellenar una barra situada en la parte inferior de la pantalla: la barra Miracle. Esto se puede hacer de dos formas: golpeando la pelota con el botón A, acción que aumentará una porción muy ligera de la barra Miracle, o realizando un movimiento de burla, que, a menos que se interrumpa a la mitad, llena una barra por completo. La barra se puede llenar hasta cuatro veces de una vez, y en cada ocasión en que utilicemos un movimiento Miracle gastaremos una de las que tengamos almacenadas. Hay que tener cuidado al usar esta habilidad, pues si no calculamos bien el momento exacto en el que debemos golpear a la pelota nuestro personaje hará el movimiento al aire sin llegar a tocarla, con lo que la barra que tuviéramos almacenada se desperdiciará.

    Los movimientos Miracle están mejor diferenciados que en Battle Flip Shot, en el que algunos de ellos eran demasiado similares entre sí. Podemos encontrar habilidades muy diferentes que hacen que el movimiento Miracle sea algo más que un simple golpe potenciado. Por ejemplo, Chinta Nemoto puede disparar una bola eléctrica que paraliza al rival durante unos instantes; Hiromu puede lanzar varias pelotas a la vez de las cuales todas son espejismos salvo la original, haciéndola más difícil de detectar; Surya puede cambiar la dirección del balón a su antojo, etc. Muchas de estas habilidades tienen también una mayor interactividad. En el caso de algunos personajes, tras activar el movimiento Miracle podremos cambiar el comportamiento de éste con la ayuda de la palanca o el botón C. Por ejemplo, con Siren, Bloody Wolf y Surya podremos elegir la dirección en la que queremos que vaya el balón (aunque cada una lo hace siguiendo trayectorias diferentes). Este detalle aporta mayor interés a la jugabilidad porque da más margen para sorprender al rival. En Battle Flip Shot, por el contrario, las habilidades especiales siempre tenían el mismo efecto y resultaban más previsibles.

    Hay algunas otras diferencias menores con respecto a Battle Flip Shot en lo que a sistema de juego respecta. Ahora, por ejemplo, hay un ligero efecto de deslizamiento al mover a los personajes. Si movemos la palanca en una dirección y la soltamos sin que después realicemos ninguna otra acción, durante unos instantes el personaje seguirá desplazándose en la dirección en que nos hayamos movido. Otros pequeños cambios son que ahora es posible derribar más de una diana de un solo disparo y que existe la posibilidad de moverse justo antes de realizar un saque, cosas que no se podían hacer en la entrega anterior y que le dan más gracia a los encuentros.

    El cómputo global en este apartado es positivo. Si bien Bang Bead no es una revolución puesto que no se cambia nada sustancial con respecto a Battle Flip Shot, en él hay multitud de pequeñas mejoras y añadidos que convierten la experiencia de juego en algo mucho más divertido. El sistema de juego tiene algo más de variedad, dinamismo y complejidad, por lo que se puede decir que Visco hizo los deberes desde este punto de vista. Sin duda la fórmula todavía tiene mucho margen de mejora, pero a pesar de todo no cabe duda de que las novedades y cambios introducidos fueron muy de agradecer.

    ImagenImagenImagen


    DURABILIDAD

    Bang Bead consta de siete encuentros en total, uno más que Battle Flip Shot. Son todos contra los personajes seleccionables incluyendo al clon del que controlemos nosotros, no habiendo en esta ocasión ningún adversario final secreto. Así pues, las partidas a un solo jugador son bastante cortas. El nivel de dificultad no es demasiado alto, aunque algún rival se nos pueda atragantar un poco debido a lo que podríamos llamar “efecto del último ladrillo de Arkanoid” (“¡Me **** en ****! Sólo me queda una **** estrella de **** por derribar, ¡pero llevo media **** hora intentando darle y no hay **** manera!”). Y aunque los personajes estén más diferenciados entre sí que en Battle Flip Shot, sigue habiendo muy pocos entre los que elegir. La mayor gracia de Bang Bead está en el juego competitivo contra un rival humano. Es un juego que da para buenos piques. De todas formas, teniendo todos los factores en cuenta, tampoco es como para tirar cohetes en este apartado.

    Lechugaman

ANALIZADOR SPEKSNK

    - Gráficos: 7 / 10
    - Sonido: 6.5 / 10
    - Jugabilidad: 8 / 10
    - Durabilidad: 6.5 / 10

    - NOTA GLOBAL:
    7.5 / 10

    - Conclusión: Bang Bead toma la fórmula de Battle Flip Shot y, sin cambiarla sustancialmente, la mejora de forma considerable. Es un juego al estilo de Pong, entretenido y recomendable. Pero por desgracia no tiene una vida útil demasiado prolongada.
cron